Escucha esta nota aquí

El famoso actor estadounidense Tom Cruise hizo un alto en su trabajo fílmico y se trasladó al pabellón de eventos ExCel en Londres, convertido en un gran centro de vacunación contra el coronavirus. Llegó de imprevisto, acompañado por pocas personas y pidió que los presentes lo escuchen un momento. En un corto discurso dijo que estaba ahí para agradecer el trabajo que realiza el personal de salud británico, que por labores como las que ellos están realizando se derrotará al coronavirus.

Los presentes lo interrumpieron con aplausos. El artista añadió que su trabajo es muy importante para todo el mundo, porque se está cerrando el círculo de los contagios y ellos son héroes de la humanidad, por lo cual les agradeció en nombre de todas las personas del planeta. 

Igual indicó que esta labor sanitaria ayudará a que las actividades cinematográficas se empiecen a normalizar. Las filmaciones se reiniciarán y se abrirán las salas para que la gente pueda asistir a ver películas sin el temor a contagiarse del virus.



Cruise se acercó cautelosamente a varios puestos de vacunación, saludó desde una discreta distancia a quienes trabajaban y a los que recibían las vacunas, respetando siempre el distanciamiento social. 

Por otra parte, pidió que no le tomen fotos ni lo filmen, porque su presencia allí era solo para agradecer al personal de salud y no se trataba de una visita promocional. Los presentes volvieron a premiarlo con aplausos e hicieron caso a su pedido.



Tom Cruise es una de las figuras del entretenimiento más comprometidas en la lucha contra el coronavirus. Al principio de la pandemia donó un millón de dólares para las investigaciones del virus. Después realizó campañas para que la gente siga las normas de bioseguridad y actualmente sigue alentando la lucha contra esta enfermedad.

Hace meses tuvo problemas por su fuerte reclamo a los trabajadores de su película Misión Imposible 7, rodada en Londres, porque algunos se quitaban el barbijo y no respetaban el distanciamiento. Inicialmente se lo criticó, sobre todo por su tono de voz, pero después se reconoció que tenía razón, pues todos deben seguir las medidas de bioseguridad.

Comentarios