Escucha esta nota aquí

San Francisco, famoso por el icónico puente Golden Gate, los tranvías, las coloridas casas victorianas y la no menos impactante prisión de Alcatraz, ha ido mutando el rostro de a poco, influenciado por la cada vez mayor presencia de empresas tecnológicas. Meca digital fue el epicentro elegido por Samsung para presentar sus novedades al mundo y EL DEBER estuvo ahí para mostrar los adelantos de primera mano.

A 8 grados centígrados, unas 4.000 personas se dieron cita al Unpacked 2019 de Samsung, que prometió un lanzamiento espectacular en el año en que celebra una década de la familia Galaxy. Los asistentes no salieron defraudados. Tres nuevos teléfonos inteligentes (S10 e, S10 y S10 Plus) volvieron a sorprender al mundo, que le otorga al S10 el sitial como el más avanzado hasta hoy.

La empresa surcoreana confesó una inversión de $us 22 billones hasta 2020 para avanzar al 5G, además de 65.000 ingenieros y diseñadores comprometidos que están trabajando para estar presentes en la vida de los consumidores dando soluciones para sus diferentes tareas.

Sus atributos

El Samsung Galaxy S10e (Essential) tiene un tamaño de pantalla de 5,8 pulgadas, el Galaxy S10 llegó en 6,1 pulgadas y el Galaxy S10 Plus con 6,4 pulgadas. La pantalla en los tres modelos cubre casi todo el cuerpo del dispositivo. El gigante surcoreano apostó por un teléfono casi sin marcos, con la pantalla Infinity O en el que el lente frontal está ubicado en un pequeño orificio o agujero.

Otro punto es que no existe un botón para desbloquear el móvil, basta con la huella digital, pues un sensor de huellas ultrasónico lee el contorno 3D del dedo con mayor precisión que con la tecnología 2D.

La cámara suele ser la estrella de los teléfonos inteligentes y Samsung volvió a explotar su ventaja. Integró apertura variable, tiene además tecnología dual píxel y estabilizador óptico. El ultra gran angular (123 grados) permite tomas que antes las pantalllas de los teléfonos no podían capturar (ver foto) con paisajes completos, simulando el ángulo de visión del ser humano. El modelo S10 Plus tiene tres cámaras atrás y dos adelante, un deleite para los fanáticos y profesionales de la fotografía.

El Galaxy S10 brinda la grabación en video de Super Steady con tecnología de estabilización digital. Independientemente deque esté bailando en medio de un concierto increíble o tratando de grabar cada detalle de un paseo en bicicleta en un camino irregular, Super Steady le permite capturar el momento. Tanto la cámara frontal como la posterior pueden disparar con calidad UHD. Además, por primera vez en el sector, la cámara posterior le brinda la flexibilidad de grabar en HDR10+.

También se pueden cargar otros dispositivos Samsung a partir del teléfono (como el reloj o los audífonos). Basta con apoyar, por ejemplo, otro teléfono o los auriculares sobre el S10 y activar la función PowerShare para que el Samsung haga las veces de un cargador inalámbrico.

El Galaxy S10 aumenta la precisión de los recursos inteligentes con una Unidad de Procesamiento Neural (NPU, por sus siglas en inglés) para que el usuario pueda lograr tomas como si fuera un profesional y sin tener que seleccionar manualmente la configuración avanzada de la cámara. Además, con Shot Suggestion, el Galaxy S10 ofrece recomendaciones automáticas de composición para que pueda encuadrar su foto mejor que nunca.

Otras bondades que llaman la atención son el efecto desenfocado (bokeh), la cámara superlenta o la tan popular función de selfie que ahora se activa con tan solo levantar la mano frente a la cámara, evitando la molestia de pulsar el botón o tener que recurrir al ‘palo de la selfie’ La cereza del pastel es la capacidad de almacenamiento de un terabyt, que es como si se tratara de una PC.

Comentarios