Escucha esta nota aquí

Para algunos es inconcebible que en pleno siglo XXI todavía exista la monarquía, pero para otros los reyes son motivo de orgullo y hasta de idolatría. Ante este fanatismo y también para los interesados en todo lo que sucede dentro de los surreales castillos, la serie de televisión británico-estadounidense The Crown muestra detalles, en gran parte  inéditos, del reinado de Isabel II del Reino Unido.

Aunque las actuaciones, el vestuario y hasta las revelaciones pueden ser cuestionadas, la escenografía es realmente exquisita, castillos que parecen óleos, rodeados de lagos y jardines de ensueño, dignos de historias de reyesTe mostramos algunos de ellos. 

Palacio de Buckingham

Obviamente, no fimaron en el hogar de la reina, pero sí lo recrearon en otras casas del Reino Unido. El supervisor de locaciones de The Crown, Pat Karam, dijo a Vogue que los interiores del Palacio de Buckingham se recrearon en Wilton House, hogar del conde y condesa Pembroke, para las temporadas uno, dos y tres.

También usaron Lancaster House, en Londres, la ex residencia real donde grabaron La reina joven y The King’s Speech.


Castillo de Windsor

Fue uno de los escenarios de la segunda y tercera temporada y sirvió como refugio de la familia real durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y que sobrevivió a un incendio en 1992. Tampoco se pudo grabar allí, y los interiores se recrearon en el Castillo de Belvoir, mismo que se usó para El Código Da Vinci.

Desde tiempos de Enrique I de Inglaterra (siglo XII) ha sido habitado por numerosos monarcas británicos, hecho que lo convierte en la segunda residencia real europea de ocupación más antigua tras el Real Alcázar de Sevilla.

El castillo incluye la Capilla de San Jorge, del siglo XV, considerada por el historiador John Robinson como uno "de los logros supremos del diseño del gótico perpendicular inglés".​


Castillo de Caernarfon

En este lugar se grabó la escena de la ceremonia de investidura del príncipe Carlos. Es de los castillos más famosos en Gales, construido por el rey Eduardo I de Inglaterra y considerado Patrimonio de la Humanidad.


Hatfield House

La Hatfield House se usó para filmar cuando Isabel recibe la noticia de su ascensión al trono, en la primera temporada. Esta es una casa de campo situada en la ciudad de Hatflield, condado de Hertfordshire.


Palacio de Eltham

Del siglo XIV al XVI fue un importante palacio real, donde los monarcas cazaban en sus parques circundantes.

En The Crown puede verse cuando la reina visita el atelier del modisto Norman Hartnell. Y también el comedor de Eltham Palace se convierte para la serie en una pate del colegio Eaton.

 


Castillo de Balmoral

El Castillo de Balmoral es una gran mansión situada en Aberdeenshire, Escocia. Hoy en día se conocer por ser la residencia estival de Isabel II y el Duque de Edimburgo, por lo que no se pudo grabar allí; sin embargo, se recreó la escena en la que la reina le informa a su hermana que no puede casarse con su jefe de seguridad.