Escucha esta nota aquí

¿Qué está diciendo el bebé? Un equipo en Taiwán ha creado una aplicación (App) que dice a los padres si su bebé está hambriento, cansado, si le duele algo o si necesita un pañal limpio.

Durante tres años, los investigadores han recolectado alrededor de 300.000 sonidos de 100 bebés nacidos en el Hospital de la Universidad Nacional de Taiwán en el condado de Yunlin, Taiwán.

Crearon una aplicación para smartphones llamada Traductor de llantos de bebés (Infant Crying Translator), un programa basado en la nube que puede decodificar el llanto de los bebés desde el momento en que nacen hasta los seis meses de edad.

Sólo tarda 15 segundos. Pulse “grabar” en la App y el clip de audio del llanto del bebé se sube a una base de datos virtual. El archivo se compara rápidamente con una biblioteca sonora y el veredicto aparece en la pantalla.

Después de ganar un premio a la innovación del gobierno de Taiwán en 2014, el traductor para Android y iPhone salió a la venta en 2015 y actualmente cuenta con unos 10.000 usuarios en todo el mundo.
,

Con mejor precisión

La aplicación no es perfecta, pero los resultados están mejorando todo el tiempo.

De acuerdo con los comentarios de los usuarios, la precisión alcanza el 92% para los bebés menores de 2 semanas de edad.

Para los bebés menores de dos meses, la exactitud de la aplicación al principio fue baja pero ahora puede ser tan alta como un 85%. Para un bebé de cuatro meses de edad, la precisión es del 77% y en aumento.

"Cuando la lanzamos por primera vez, la aplicación no era particularmente precisa con bebés de más de dos semanas. En aquel entonces, la base de datos sólo tenía audio de bebés muy pequeños que se habían recolectado en el hospital ", dice Chang Chuan-Yu, investigador jefe del proyecto.

"Ahora, la biblioteca tiene muchos, muchos más archivos de sonido subidos por los usuarios, y puede hacer cada vez mejores juicios para una gama más amplia de edades."

Además, un algoritmo de aprendizaje permite a los padres personalizar la aplicación para su bebé.

"Basada en la situación actual de cada bebé, la base de datos de la nube hará modelos de datos únicos para mejorar la tasa de reconocimiento", dice.


Alta tecnología, baja natalidad

Chang es de Taiwán, una isla de alta tecnología responsable del montaje de algunos de los principales productos tecnológicos de información y comunicación de todo el mundo.

También es el lugar donde la tasa de natalidad ha caído a una de las más bajas del mundo, en el que el alto costo de vida obliga a los taiwaneses a renunciar a tener bebés a favor de sus carreras.

La Oficina de Referencia de Población informó que la tasa de fertilidad en 2015 - el número medio de hijos que tienen las mujeres en edad de procrear - fue de 1,2 en Taiwán, por detrás de la media mundial de 2,5 y la media de Asia de 2,2.

El gobierno de Taiwán ha promulgado medidas como subsidios para el cuidado infantil y guarderías gratuitas, con sólo un efecto modesto.

El equipo de Chang en la Universidad de Yunlin de Ciencia y Tecnología espera que la traducción de bebé pueda hacer su parte para invertir esta tendencia, la cual ha sido declarada asunto de seguridad nacional por presidente de Taiwán.

"Hay muchas maneras de aplicar el programa para que sea aún más útil para los padres", dice Chang.

Los desarrolladores están trabajando con el gobierno para incorporar el traductor de bebés en una habitación móvil para las mujeres embarazadas, para conseguir que la paternidad sea menos intimidante.

También están trabajando con un fabricante de equipos originales líder taiwanés (OEM) para crear un aparato para el cabecero de la cama que permite a los padres controlar a su bebé desde lejos.

El dispositivo, que será estrenado este verano, tiene un micrófono incorporado que puede detectar el llanto y luego cambiar automáticamente al programa de traducción.

El resultado es transmitido a los padres, que pueden venir corriendo con lo que el niño necesita exactamente.

"Incluso si los padres están ocupados y no pueden estar justo al lado del bebé, pueden saber lo que está haciendo su hijo", dice Chang.

Bebés sin fronteras

Chang dice que, mientras desarrollaban de la aplicación, un hallazgo sorprendente fue que los bebés nacidos en diferentes países suenan casi igual, por lo menos en las primeras etapas de la vida.

"Los recién nacidos de diferentes nacionalidades lloran en su mayoría de la misma manera", dice, añadiendo que sucede lo mismo con recién nacidos masculinos y femeninos.

El equipo de Chang está convencido de que un lector de bebés fiable tiene un lugar importante más allá de Taiwán y en el mercado mundial.

En cualquier lugar del mundo hay padres con experiencia, que incluso en un mal día podrían superar a la aplicación.

Pero para los padres primerizos, de cualquier nacionalidad, la aplicación podría ofrecer algo de claridad y alivio cuando se enfrentan a un recién nacido desconsolado.

Desde mi propia experiencia como padre, sé que a veces cuando un bebé llora, el padre tiene ganas de llorar también”, dice Chang.

Los humanos tienen emociones y cometen errores. La App no se pone nerviosa. Simplemente analiza los datos”.

Mira la siguiente encuesta sobre el artículo publicado:

,