Escucha esta nota aquí

Una mesa de quesos, carnes frías, panes y frutas puede ser ideal para celebrar un aniversario de matrimonio, un cumpleaños o cualquier otro festejo íntimo, acorde con la temporada de cuarentena.

Jesús 'Ako' Ojopi, especialista en gastronomía gourmet, de AkoFoods, enseña cómo se puede armar una de estas mesas, para un encuentro íntimo y muy especial.

Dice que lo principal son los ingredientes, que sean de buena calidad y atractivos, porque en el montaje de estas mesas también importa lo visual. Cuenta que en nuestro medio se pueden encontrar carnes frías, quesos, frutos secos y diversidad de panes finos. 

Incluso, los servicios de delivery ofrecen tablitas listas, pero si la arman por su cuenta pueden incluir sus productos favoritos.



Infaltables

* Carnes frías: diferentes tipos de jamones, como el serrano, ahumado o crudo de pata negra. También puede llevar lomo español, chorizo criollo e ibérico, pechuga de pavo, tocino ahumado, salame y pequeños filetes de cerdo.

* Quesos: pueden ser suaves y duros, como brie, mozarella, gouda, cheddar, parmesano, de cabra, manchego y roquefort.

* Panes: pueden ser de miga suave y otros crujientes, pequeños y grandes, lo mismo que diversos tipos de galletas de agua y saladas para acompañar los quesos de untar y algunas cremas. Los palitos de harina de trigo son otra alternativa.

* Frutos secos: almendras, nueces, uvas pasas, pistachos, avellanas, semillas de girasol y de calabaza, entre otros, también forman parte de esta oferta culinaria.

* Frutas frescas: uvas verdes y negras, frutillas, kiwi, manzanas rojas y verdes.

* Elementos decorativos: espigas de trigo, flores silvestres, girasoles, ramas secas y verdes.

Armado 

Todo depende de la cantidad de personas y de productos. Se acomoda en una sola mesa, con platos o tablas que sean resistentes al corte y que no absorban los olores de las carnes y de los quesos más fuertes.

La mesa puede tener desniveles para que los elementos sean más visibles. En cada plato o tabla se colocan los quesos y las carnes frías. Las frutas secas y naturales se pueden acomodar a su lado. Los panes y galletas pueden ir en cestas no muy grandes.

Tiene que haber equilibrio entre los elementos, no pueden ir juntos todos los de la misma especie. Se debe recordar que se trata de una presentación de buen gusto.

Las flores, espigas y follaje complementan la mesa y tapan algunos espacios que pueden quedar vacíos. No olvidar de colocar platillos, servilletas, paletas, cuchillos, tenedores y cucharillas.

Para acompañar esta degustación, que normalmente es de noche, se lo puede hacer con vino, jugos de frutas o agua.

La mesa de carnes frías, de quesos y de panes tiene que ser no solo un deleite para el paladar, sino también para la vista y para el olfato