Escucha esta nota aquí

Fueron más de 24 horas de despedidas, en pleno lunes, Guadalajara estaba paralizada y volcada al Arena VFG para la despedida del cantante Vicente Fernández, que falleció el domingo, a los 81 años. Tras una capilla ardiente y una misa de cuerpo presente, con más de 10 mil asistentes, familiares de 'Chente' agradecieron el cariño del público y dieron por concluidos los homenajes.

El público tuvo la oportunidad de despedirlo como él lo pidió alguna vez, entre aplausos y mariachis. Su 'Potrillo' Alejandro Fernández tomó el micrófono para cantarle Volver, volver, entre otros temas.

Pasada la ceremonia, su cuerpo fue retirado del estadio, ubicado en su rancho Los Tres Potrillos, y trasladado a un jardín donde fue sepultado en privado.

Según la prensa mexicana, los hijos varones del artista, Vicente Junior, Alejandro y Gerardo, llevaron en hombros el ataúd, mientras otros familiares e invitados lo despedían con sombreros charros, elemento que fue sello personal del 'Charro de Huentitán'.

Entre la familia, algunos de los famosos que estuvieron presentes fueron Pepe Aguilar y Pedro Fernández.

También trascendió que en un jardín del rancho se alistaron dos sepulturas, una para 'Chente' y otra reservada para 'doña Cuquita', su esposa, que así lo pidió.

Sobre la tumba del ídolo se observa en las fotos que circulan que se colocó una estatua de un jinete montado en su caballo, símbolo de la vida de campo a la que Vicente jamás renunció. 


El medio TVyNovelas logró algunas de las pocas imágenes del emotivo momento.


Comentarios