Escucha esta nota aquí

Gracias a la cuerda de seguridad no sólo salvó la vida, sino que también hizo historia. El vídeo, grabado con un dron, muestra los momentos de tensión que supuso la hazaña a 1.000 metros de altura e incluso una caída ocurrida en la mitad de su trayecto entre dos acantilados en Kjerag (Noruega).

El portal ruso RT publicó el video en su canal de YouTube y como era de esperar no tardó en hacerse viral ya que la persona, que aún no ha sido identificada, intentaba cumplir con la hazaña de pasar de un extremo a otro entre los cerros.

Pero no todo son halagos, entre los miles de comentarios que generó esta peligrosa acción, hay unos que tildan la escena como una propaganda pagada o algo tramado.

 

También puedes leer: 

Disney lanzará plataforma de streaming en EEUU en noviembre

Conoce al perro que vendió postres para pagar su quimioterapia

Concurso de lanzamiento de hacha casi termina en desgracia

 

Comentarios