Escucha esta nota aquí

Cada noche, el informe de contagiados y fallecimientos por causa del coronavirus revela cifras aterradoras. Día tras día, se replica una escena semejante. Es fácil dejarse dominar por sentimientos tristes y emociones nerviosas. El equilibrio psicológico resulta fundamental para vencer los miedos. Sencillos trucos y efectivas recomendaciones mantienen la estabilidad entre la mente y el cuerpo. 

Se debe reconocer que la crisis sanitaria que vive Bolivia y el mundo escapa de nuestras manos; sin embargo, cada persona pone su 'granito de arena' en la lucha contra el Covid 19. El cumplimiento de las normas de bioseguridad forma parte del primer paso para evitar la propagación del virus.

Hábitos que pueden ayudar

La médica boliviana Marinés Caballero señala ciertos hábitos saludables para mantener un equilibrio mental y físico. Cenar temprano y dormir entre siete y ocho horas diarias forman parte de esta cotidianidad nueva. 

Cuando se duerme de manera placentera, se produce la liberación de endorfinas, que trae consigo la relajación y el placer físico, también fortalece el sistema inmunológico. Las personas que duermen de forma irregular tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y de tener mal humor durante el día.



Las horas recomendables para tener un sueño reparador son de 23:00 a 7:00, siguiendo el ciclo del sol. Son esos momentos cuando realmente se puede descansar y se aprovecha la oscuridad de la noche.

Desayunar entre 7:00 y 9:00, almorzar a las 13:00 y cenar entre 19:00 y 20:00 es lo más aconsejable, pues se consigue una buena digestión y que todos los alimentos ricos en nutrientes se asimilen adecuadamente, consiguiendo fortalecer el sistema inmune del organismo.



En estas épocas de coronavirus, los alimentos son muy importantes, pues con ellos se blinda el cuerpo humano para luchar contra cualquier posible contagio.

Otro aspecto muy importante en esta cuarentena es estar en movimiento todos los días. Se debe dejar la cama temprano en la mañana y luego de un baño nada debe detener al cuerpo para estar en acción.

La médica Caballero explica que hacer ejercicios, por muy simples que sean, ayudan en lo corporal y en lo mental. Durante la actividad física se genera la liberación de endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad y ayuda a estar de buen ánimo durante todo el día.

Si la casa tiene un jardín o un patio los ejercicios se los puede realizar allí. Sino dentro de la casa, en la sala o en un pasillo es suficiente para llevar a cabo el entrenamiento. Lo importante es aflojar los músculos y calentar el cuerpo.

También algunos quehaceres domésticos pueden ser tomados como ejercicios físicos, como barrer y trapear, además de caminar por toda la casa.

Dormir de manera relajada, alimentarse bien y hacer ejercicios ayudan a que el encierro de la cuarentena sea más llevadera. Tener la mente ocupada en asuntos positivos y realizar actividades físicas alejan de la tristeza y de las angustias que trae consigo la pandemia.