Escucha esta nota aquí

El 26 de enero se cumplirá un año del trágico día en el que la leyenda del básquet Kobe Bryant falleció a los 41 años junto a su hija y siete personas más en un accidente de helicóptero. El cinco veces campeón de la NBA viajaba junto a Gianna Bryant, de 13 años; el entrenador de béisbol John Altobelli y su esposa Keri y otras cuatro personas cuando su helicóptero se estrelló contra unas montañas en Calabasas, California.

Al acercarse la fecha que marcó al mundo del deporte y, especialmente, a su familia, Vannesa Bryant, viuda del deportista, recurrió a Instagram para pedir a los medios de comunicación que tengan consideración y sensibilidad con el material que utilizarán al recordar el aniversario de la tragedia. 

"Quiero agradecer a todos los que han manejado la cobertura mediática con respeto. Para todos los demás, reconsideren su “noticia” y miren a través de los ojos de sus hijos, padres, cónyuges, hermanos y familiares. Celebren sus vidas, no el día en que las perdieron. En preparación para el 1/26", escribió junto a una fotografía en la que su esposo y su hija, que compartían la pasión por al básquet posan uniformados y con una pelota. 

En otra publicación fue más específica solicitando que no utilicen fotografías del accidente. "Queridos medios, sean considerados a la hora de colgar las imágenes. Les pedimos que no pongan fotos del helicóptero destrozado o en el aire, o de la escena del accidente. No queremos verlas. Nuestro año ya ha sido suficientemente traumático. Tienen miles de videos e imágenes que pueden mostrar. Esperamos que respeten nuestras pérdidas", agregó.

Vanessa, que hoy cría sola a sus otras hijas con el exjugador de los Lakers, Natalia, de 17 años; Bianka, de 4; y Capri, de 1, ha tratado de vivir su duelo con positivismo; sin embargo, en los últimos días, la nostalgia es evidente.

"El dolor es un grupo de emociones desordenadas. Un día estás en el momento riendo y al día siguiente no te sientes con ganas de vivir. Hay que encontrar la razón para vivir. Sé que es difícil. Miro a mis hijas y entonces trato de superar ese sentimiento. Por ellas. La muerte está garantizada, pero vivir el resto de tu vida no lo está y por eso hay que encontrar tu razón", reflexionó hace dos días.

Comentarios