Escucha esta nota aquí

La entrada en calor forma parte de la preparación consciente antes de afrontar un ejercicio. Implica movimientos controlados y sencillos, fáciles de hacer, pero fundamentales para evitar malestares musculares durante el trote. Giros de tobillo, rodilla o cadera sirven para calentar y protegerse de los impactos posteriores.

Mirá el video y seguí los consejos del entrenador Internacional IAAF, Claudio Delpueche, para cumplir una rutina de calentamiento que mantenga el cuerpo preparado. Incluso, las dinámicas de enfriamiento, tras un ejercicio progresivo, completará un trabajo de relajación muscular antes del descanso.

Recuerda respetar las normas dispuestas por las autoridades durante la alerta sanitaria para conocer las restricciones de salida a espacios abiertos.