Escucha esta nota aquí

No es novedad que Samsung es el mayor fabricante de teléfonos inteligentes en todo el mundo e incluso sobre el gigante de Apple, hoy algunos nos preguntamos, quien esta después de estas grandes compañías.

Unos dirán que se trata de Sony, LG, Nokia e incluso Lenovo, que ya marcó su territorio en el mercado, pero no es así, el tercer puesto se lo lleva la empresa china Xiaomi. Tal vez nunca oíste hablar de ella, pero te lo aseguro que pronto lo harás.

La compañía de Xiaomi tiene un valor de 45.000 millones dólares, los cuales recaudó con financiamientos de algunos de los jugadores más poderosos de la industria de alta tecnología.

El valor de esta telefonía es mayor incluso que las de LG, Motorola y Sony juntas. Xiaomi es actualmente la compañía nueva más valiosa del mundo, incluso más que Uber, Airbnb o Pinterest.

Xiaomi es la fabricante de teléfonos inteligentes de más rápido crecimiento. Sus ventas se dispararon un 211% a más de 17 millones de teléfonos inteligentes en el tercer trimestre de 2014.

La participación de Xiaomi en el mercado creció más del doble, a poco más de 5%. Hace un año, tenía sólo el 2% del mercado.

El fabricante de teléfonos inteligentes de China subió tan rápidamente gracias a que se centró en China y algunos países cercanos de alto crecimiento. Xiaomi es ahora la segunda mayor marca de teléfonos inteligentes en China, por detrás de Samsung.

La compañía llegó a los mercados en crecimiento como una tormenta, ofreciendo teléfonos a bajo precio con ventas en línea.

Xiaomi tiene también una habilidad especial para la comercialización, sus campañas de publicidad han atraído a un grupo masivo de aficionados muy fieles en China.

La gran pregunta para Xiaomi es si puede crecer más allá de los países donde ya vende teléfonos. Por ejemplo, ¿podría Xiaomi sacudir el mercado de teléfonos inteligentes EU, que está dominado por Samsung y Apple?

Los fabricantes de teléfonos inteligentes chinos no han sido precisamente bienvenidos en Estados Unidos. Ninguno de los mayores competidores nacionales de Xiaomi, Lenovo, Yulong y Huawei, han hecho ningún progreso en América.

Durante la mayor parte de la década pasada, Nokia era el líder mundial en ventas de teléfonos celulares sin una presencia significativa en los Estados Unidos. LG, Sony y muchos otros han encontrado el éxito internacional, pero no han logrado ganar tracción en territorio estadounidense.

Xiaomi no ha hecho planes para vender celulares en Estados Unidos. Pero cuando llegue ese día, se enfrentará a su mayor desafío.