Escucha esta nota aquí

Será un concurso de belleza atípico, debido a que se llevará a cabo de manera virtual, sin la presencia de público y sin barras. Así será el Miss Santa Cruz 2020, organizado por Promociones Gloria, cuyo show final se celebrará mañana, a partir de las 21:00, y que será transmitido por las redes sociales y por televisión, desde un estudio de la Red Uno, donde tendrá lugar el evento.

Como en la mayoría de estos certámenes en el Miss Santa Cruz, desde que se inició la competencia, hace casi dos meses, se entregaron títulos previos, igual de manera virtual, sin público, para evitar posibles contagios de Covid-19.

Estos galardones que premian el buen físico, la actitud, el desenvolvimiento en pasarela y frente a las cámaras, no ejercen ninguna influencia en el resultado final que se conocerá mañana. Son estímulos que reciben las candidatas, sin embargo, pueden ser un parámetro de cómo está la competencia.



Los jurados
calificadores que entregaron los títulos previos no son los mismos que decidirán quiénes serán las triunfadoras de la competencia final. Por lo tanto, los resultados pueden no coincidir.

Ganadoras previas

* Cecilia Silva: embajadora de la Nueva Santa Cruz.

* María José Hurtado: miss Deporte, miss Personalidad y favorita Entel.

* María José Terrazas: chica Amaszonas.

* María José Arana: mejor Sonrisa.

* Belén Karageorge: mejor Bronceado.

* Sahara Lottersberger: mejor Silueta.



Opiniones

Para el experto en concursos de belleza y asesor de imagen Alfredo Solares, los títulos previos influyen en el estado anímico y en la actitud de las candidatas, ya que "las foguea, las llena de fuerzas y les da seguridad", además de que es una vitrina pública, gracias a la cobertura que le da la prensa.

Sin embargo, estos títulos previos no deben dar la confianza de corona, ya que no influyen en la decisión del jurado, que es el que tiene la última palabra, en base a la entrevista privada y la noche final.

Para la miss Santa Cruz y miss Bolivia 2007, Katherine David, estos premios que se entregan antes de la final tienen una influencia en el estado de ánimo de la candidata, le dan más energía mental y la vuelven más segura. A pesar de que no son tomados en cuenta para selección de las finalistas y de las ganadoras, es un adelanto para ver quiénes han dado un paso más adelante.

Ella recuerda que cuando participó en este mismo concurso ganó el título de miss Silueta, que hizo subir su popularidad y favoritismo. De ser una candidata más pasó a ser una de las preferidas de la prensa y del público, y después ganó la corona principal.

Ximena Vargas, que fue miss Santa Cruz y miss Bolivia Internacional 2009, cree que si bien estos títulos previos no son tomados en cuenta para la elección final, influyen para bien y para mal, sobre todo en el aspecto anímico, pues empuja a la candidata que los ganó a seguir adelante y le demuestran que tiene posibilidades de llevarse una corona. En cambio, si no se gana nada, bajonea a la participante e influye en su actitud negativa de competencia.

Cuando Ximena participó en este certamen se llevó las bandas de mejor Sonrisa y miss Elegancia, que le dio ánimos para seguir compitiendo.

En 2018, la venezolana Narinam Battikha ganó la corona de reina Hispanoamericana. A pesar de que siempre destacó por su hermoso rostro, su escultural figura, su estatura de 1,80 m, su buena pasarela y actitud frente a las cámaras, no ganó ni un solo título previo. 

En la noche final del concurso deslumbró, venció a quienes habían ganado los títulos previos y se llevó el premio principal, la corona de la mujer más hermosa de Hispanoamérica.