Escucha esta nota aquí

Novak Djokovic se aseguró este sábado terminar la temporada como número 1 del mundo por séptima vez en su carrera, mejorando el récord que compartía con el estadounidense Pete Sampras, al eliminar al polaco Hubert Hurkacz (10º) 3-6, 6-0, 7-6 (7/5) en semifinales del Masters 1000 de París-Bercy.

El serbio, que ostenta el récord de 20 títulos de Grand Slam igualado con Roger Federer y Rafa Nadal, tendrá ocasión el domingo de tener en solitario el récord de trofeos de Masters 1000 si bate, por un 37º título en esa categoría de torneos, a Daniil Medvedev (2º), que venció en su semifinal del sábado por un doble 6-2 a Alexander Zverev (4º).

El pulso Djokovic-Medvedev será una reedición de la final del último Abierto de Estados Unidos, que el ruso ganó en septiembre en Nueva York por un triple 6-4.

"Si nos reencontramos es algo bueno para nosotros dos porque solo puede ser en la final (siendo los cabezas de serie número 1 y 2). Me gusta mucho jugar contra él, no sé si a él le gusta jugar contra mí. Tenemos partidos muy duros generalmente", valoró Medvedev.

Desde el inicio de su carrera profesional en 2003, Djokovic acabó en la cima de la jerarquía del tenis mundial en 2011, 2012, 2014, 2015, 2018 y 2020. Repetirá este año.

"Es un enorme éxito. Estoy muy, muy orgulloso. Valoro mucho poder estar una vez más en posición de hacer historia, con esta séptima temporada como número 1, y superar así al héroe de mi infancia, Pete Sampras. Es una emoción sensacional y estoy muy orgulloso", 

Djokovic, de 34 años, conquistó en esta campaña tres de los cuatros torneos más importantes: Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon. Además, disputó la final del Abierto de Estados Unidos. 

Hasta la victoria de este sábado, sólo Medvedev podía haberle interrumpido el récord de años terminados como número.

Djokovic no ocultó que este récord entraba dentro de sus grandes objetivos, como el de títulos de Grand Slam que comparte con Roger Federer y Rafael Nadal (20).

- Zverev corta su racha -

Sus dos grandes rivales terminaron cinco temporadas en el trono mundial: el suizo en 2004, 2005, 2006, 2007 y 2009; y el español en 2008, 2010, 2013, 2017 y 2019.

"Esa es la razón principal por la que estoy aquí", declaró 'Nole' el viernes tras clasificarse a semifinales.

El domingo, en su 54ª final Masters 1000 (récord), Djokovic tendrá la oportunidad de lograr otro récord, el 37º título en esta categoría de torneos, un nivel por debajo de los Grand Slam, con uno más que Nadal. 

Por su parte, Medvedev y Zverev repitieron en su semifinal de este sábado la final ganada por el ruso en 2020. El ruso, que ganó esta vez 6-2 y 6-2, ya había sido el vencedor del pulso el año pasado.

Zverev, campeón en Viena el pasado domingo, evidenció una cierta fatiga y no pudo conseguir este fin de semana su sexto título ATP del año. Antes del trofeo en la capital austríaca había sido campeón en este 2021 en Acapulco, Madrid, Cincinnati y en los Juegos Olímpicos de Tokio.

"El marcador no refleja necesariamente lo que ocurrió, pero estoy muy contento", afirmó Medvedev, hablando en francés. "Espero jugar así mañana (domingo) también", apuntó.

Comentarios