Escucha esta nota aquí

La fiscalía de París anunció el martes la apertura el pasado 1 de octubre de una investigación por "estafa en banda organizada" y por "corrupción deportiva activa y pasiva" por sospechas de amaño de partido de Roland Garros, una práctica que ha manchado recientemente la reputación del tenis.

Según el periódico alemán Die Welt y el diario deportivo francés L'Equipe, las sospechas están en el partido de primera ronda del doble femenino disputado el 30 de septiembre entre las rumanas Andreea Mitu y Patricia Maria Tig y la rusa Yana Sizikova y la estadounidense Madison Brengle.

"Se trata de un partido de la primera ronda con jugadoras no muy conocidas", confirmó lacónicamente a la AFP una fuente en el seno de la Autoridad Nacional del Juego (ANJ), que regula en Francia los juegos y apuestas deportivas y de carreras hípicas.

Las cuatro jugadoras que participaron en este partido distan de la jerarquía del tenis mundial femenino: Tig es 59ª, Mitu 512º, Brengle 78ª, y Sizikova 89ª. Las rumanas se impusieron en dos sets 7-6, 6-4.

El juego que se mira con especial atención es el quinto del segundo set, un juego en blanco ganado por la pareja rumana después de dos dobles faltas de la rusa Sizikova, de 25 años, al servicio.

Según L'Equipe, "se apostaron cantidades importantes a la victoria de este juego por las rumanas a través de varios operadores de París, en diferentes países".

- Torneos de segundo y tercer nivel -

Y según una fuente próxima al caso, las apuestas realizadas para el partido representan "sumas evidentemente importantes, anormalmente elevadas", de orden de "varias decenas de miles de euros".

"Recibimos informaciones a través de diversos canales. A la vez de operadores privados, una alerta de GLMS (Global Lottery Monitoring System) y también del grupo de Copenhague (que agrupa a 33 plataformas de lucha contra el amaño de apuestas deportivas)", prosigue la misma fuente.

"Esto significa que el sistema de alerta funciona", se felicitó este martes el director general de la Federación Francesa de Tenis (FFT) Jean-François Vilotte. "Es satisfactorio. Está bien que todo el mundo se responsabilice en materia de intercambio de información. Nosotros, como organizadores del torneo, no podemos más que felicitarnos", añadió.

El tenis se ve a menudo salpicado por sospechas de partidos trucados, que suelen darse en torneos de segundo o de tercer nivel.

El pasado 27 de septiembre, dos jugadoras de Kirguistán y Uzbekistán fueron investigadas y puestas bajo control judicial en Francia, en el marco de una investigación abierta después de un torneo en Gonesse en marzo.

En enero, el antiguo top-100 portugués Joao Souza fue suspendido de por vida y multado con 200.000 dólares por amañar partidos.