Escucha esta nota aquí

Hugo Dellien está en casa. Volvió a Buenos Aires, Argentina, donde radica junto a su esposa. El tenista número uno del país estuvo en Estados Unidos para participar del Indian Wells, Master 1000, que debió jugarse desde el 12 de marzo en California.

La suspensión de este torneo y del resto de competencias que controla la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) debido al coronavirus, enfermedad viral que está generando mucho contagio en el mundo, hizo posible que el Tigre retorne a la capital bonaerense.

Dellien, como lo están haciendo la mayoría de deportistas de élite de Argentina y de otros países, optó por acogerse a una cuarentena voluntaria de diez días en su domicilio para después retomar su preparación.

Para el tenista beniano será una gran ocasión para compartir más tiempo con su esposa, la paraguaya Camila Giangreco, que en abril dará a luz a Mila, la bebé esperada por ambos. Después de esta pausa en sus entrenamientos diarios, Dellien adelantó que encarará dos semanas de pretemporada para estar listo una vez se reanuden los torneos de la ATP.

La gran presentación que tuvo en la Copa Davis fue tonificante para el Tigre de Moxos, ya que su presencia ayudó al triunfo sobre el representativo de República Dominicana y a que Bolivia pueda mantenerse en el grupo 1 Mundial.

Ahora su próximo reto, en el marco de este mismo torneo que controla la Federación Internacional de Tenis (ITF), será jugar la fase del Grupo 1 Mundial ante Bélgica. Se jugará entre el 18 y 20 de septiembre. Será otra vez en Bolivia; falta definir la ciudad.

Comentarios