Escucha esta nota aquí

Hugo Dellien ya entrena en París para su primer partido en el tercer Grand Slam de la temporada. El tenista nacional tiene la esperanza de hacer una buena campaña en Roland Garros, cuyo debut será desde la fase de llaves y su rival saldrá de la etapa de clasificación, que aún está en juego.

“Un poco más de persistencia, un poco más de esfuerzo, y lo que parecía un fracaso sin esperanza puede convertirse en un glorioso éxito”, escribió el Tigre de Moxos en su cuenta de  Facebook, quien desde que volvió a competir, desde el 1 de septiembre, ha acumulado tres derrotas y una victoria.

Tras la imposibilidad de competir en el Master 1000 de Cincinnati debido a que debió afrontar una inesperada cuarentena de 10 días porque su preparador físico dio positivo en un test de Covid-19, el tenista número uno del país encaró el Us Open, segundo Grand Slam del año, sin la preparación adecuada y cayó en su primer partido.

Después participó en el Challenger francés de Provence y también volvió a perder en su estreno. En el Master 1000 de Roma tuvo un notorio levante de su nivel. En su primer partido derrotó al italiano Gulio Zeppieri, pero en el segundo no pudo ante el tano Alessando Giannessi, aunque estuvo cerca de seguir avanzando.

La motivación no la pierde Dellien pese a los reveses que ha tenido. Está entrenando duro y un hándicap es que en tierra batida sabe manejarse mejor. De ahí es que todas sus cartas están puestas en Roland Garros.