Escucha esta nota aquí

La japonesa Naomi Osaka y la bielorrusa Victoria Azarenka jugarán el sábado la final del torneo Premier de Cincinnati, en Nuea York, al ganar este viernes sus partidos de semifinales.

Osaka, de 22 años, derrotó a la belga Elise Mertens en sets corridos y se retiró de la cancha con gesto serio y sin celebrar su triunfo, después de unos convulsos últimos días en los que llegó a anunciar su retiro del torneo para unirse a las actuales protestas contra el racismo en el deporte estadounidense.

"Antes que deportista, soy una mujer negra. Y como mujer negra siento que hay asuntos mucho más importantes que necesitan inmediata atención, antes que verme a mí jugar tenis", dijo el miércoles Osaka, ganadora del Abierto de Estados Unidos de 2018 y del Abierto de Australia de 2019.

Sin embargo, la japonesa revirtió su decisión después de que el torneo de Cincinnati suspendiera las actividades el jueves en apoyo a esas reivindicaciones.

En su regreso a la pista este viernes, Osaka, décima de la WTA, alcanzó su primera final de la temporada 2020 al derrotar a Mertens (N.22) por 6-2 y 7-6 (7/5).

En el segundo turno, la veterana Azaranka superó a la británica Johanna Konta por 4-6, 6-4 y 6-1 en la otra semifinal.