Escucha esta nota aquí

Entre tantas estrellas del tenis mundial, que se hicieron presentes en el torneo benéfico en tierras balcánicas, la noticia del sábado y domingo, que dejó sorprendidos a los amantes del tenis, la protagonizó un niño. El pequeño se dio el lujo de ganarle un punto al número uno del planeta, el serbio Novak Djokovic, que es el organizador de un evento que intenta saciar la sed de acción, pues el circuito profesional sigue paralizado por el coronavirus.

La jugada maestra, que dejó paralizados a los 4.000 espectadores que había en el escenario, se desarrolló durante el partido entre Djokovic y su compatriota Viktor Troicki, que fue uno de los enfrentamientos del certamen de exhibición denominado Adria Tour, que comenzó el fin de semana en Belgrado y que continuará en otros países: Croacia, Montenegro y Bosnia-Herzegovina.

El show, que terminó siendo lo mejor de todo, comenzó cuando ‘Nole’ estaba venciendo a Troiki, que le entregó su raqueta al niño recogepelotas, dándole unas palmaditas en el hombro. Así fue que sin soñarlo quedó frente al líder del ránking ATP. Ahí comenzó el juego y el pequeño hizo dos devoluciones para luego cerrar el punto con un toque suave.

De ahí en más fue pura ovación, a tal punto que el jovencito levantó los brazos dejando al descubierto su alegría. Las imágenes del puntazo que le ganó el niño a Djokovic se volvieron virales en pocos minutos.

Al final continúo el partido, y Djokovic se llevó una victoria por 4-1 y 4-1 ante Troicki, en un torneo que se juega con público en las gradas y sin restricciones de seguridad entre los jugadores. En Serbia, las nuevas medidas de desconfinamiento entraron en vigor el 1 de junio y autorizan a realizar eventos deportivos. Lo mismo sucede en el resto de las ciudades en las que está estipulado la disputa del Adria Tour.