Escucha esta nota aquí

Notable, espectacular, heroico. Todos estos adjetivos se ajustan a lo que Guabirá consiguió este domingo en casa ante The Strongest por la antepenúltima fecha (24) del Apertura. Era el partido que el rojo necesitaba ganar para meterse entre los mejores ocho del torneo y asegurar un cupo a la Copa Sudamericana. Lo logró.

Ganó por 3-2 en un duelo épico y tras una gran remontada, propia de un equipo que en la recta final de la temporada viene demostrando hambre de gloria.

No fue fácil porque The Strongest encaró el encuentro con la idea de llevarse los tres puntos para mantener la chance de pelear por el título hasta la última fecha. Lo estaba logrando porque a los 18 minutos abrió el marcador mediante el delantero panameño Rolando Blackburn, que aprovechó un rebote en área, tras un potente remate del brasileño Willie Barbosa y que el arquero Saidt Mustafá no pudo atrapar en un solo tiempo.

Pese a que Guabirá controló las acciones en la primera parte, no pudo empatar. La lucha fue sin tregua porque cuando los rojos asomaron con peligro sobre el arco de Daniel Vaca la zaga aurinegra tuvo un gran desempeño. Ibáñez, Vogliotti, Mercado, Peredo y Quintana pusieron en aprietos al golero atigrado.

En el segundo tiempo, el DT Copito Andrada hizo cambios que le dieron resultado. Metió al volante español Bruno Pascua, al lateral Hebert Leaños y después al venezolano Rodderick Perozo.

El partido mantuvo su dinámica. Continuó siendo de ida y vuelta, con mucho ritmo. A los 50 minutos, Luis Hurtado por poco marca un gol olímpico tras un tiro esquina. Pudo ser el empate, pero después vino el potente remate de José Sagredo, que muy bien despejó Mustafá al corner. El lanzamiento de Ramiro Vaca terminó en el gol de cabeza del defensor Fernando Marteli que se anticipó a su marca, sobre los 62'.

Con el 2-0 en contra se pensó que Guabirá se venía abajo, que su rendimiento decaería. Nada de esto pasó. El equipo rojo demostró amor propio y argumentos futbolísticos para reponerse en los malos momentos. Tiene volumen de juego y figuras como Alejandro Quintana, que aporta con su generoso despliegue y su cuota de efectividad.

Quintana descontó a los 74’ con un gol que reactivó el rendimiento azucarero. Nació de un saque de meta de Mustafá. El ariete argentino paró la pelota con el pecho, la durmió con la pierna derecha cerca del área y con un remate de primera sorprendió a Daniel Vaca.

Golazo y a buscar el gol del empate. Para The Strongest fue un fuerte remezón, pero cuando intentaba reaccionar para mantener el triunfo vital de visitante apareció otra vez el barbado Quintana para clavar de cabeza el empate en la hirviente Caldera norteña a los 76’.

Guabirá embalado fue por más ante un rival sorprendido  y rebasado por la reacción de su rival. Los minutos finales fueron de infarto con llegadas que se alternaron sobre ambos arcos.

El empate parecía consumado pero en los descuentos (94’) se dio el batacazo que modificó el resultado y la historia de un  encuentro electrizante.  Una pelota sin complicaciones aterrizó sobre terreno atigrado pero un mal rechazo de Marvin Bejarano, y con Daniel Vaca adelantado, dejó al capitán azucarero 'Kike' Hurtado en posición de definir. Con  notable recurso técnico, el volante definió por encima del golero atigrado provocando un estallido de euforia en el reducto norteño.

La notable levantada de Guabirá tuvo su justo premio  para alegría de sus hinchas, mientras que The Strongest sintió que el título se le escurrió como agua entre las manos.

Los partidos que se vienen

Los dos últimos partidos de Guabirá serán el martes visitando a Real Santa Cruz y el jueves jugará de local ante Real Potosí.

The Strongest recibirá el martes al colero del torneo, Aurora, y el jueves visitará a Blooming.


Comentarios