Escucha esta nota aquí

Las experiencias previas y posteriores a la pandemia, marcarán el rumbo y las tendencias de la Educación Superior en los próximos años. Los principales retos que enfrentan las universidades son el desafío de la globalización y de la revolución digital.

En la UPDS, hace más de 5 años se aplica el modelo educativo por competencias, complementado con una plataforma digital integrada al sistema académico, logrando así el desarrollo de un sistema moderno, con plena adaptación a las nuevas exigencias educativas. Con una serie de adaptaciones e innovaciones pedagógicas y un fuerte contenido digital, desarrollados por el equipo de trabajo, se cuenta con la solvencia tecnológica y académica que requiere la formación educativa actual.

El modelo académico de la UPDS responde a un nuevo perfil de futuros profesionales, que está basado en la convicción y claridad que tienen los docentes de la UPDS, respecto a la relevancia del modelo educativo, quienes en efecto de ello diseñan experiencias de aprendizaje basadas en el entorno y su realidad, orientadas al desarrollo sistemático de los niveles de dominio de las competencias profesionales.


De esta manera, se fomenta el aprendizaje guiado y autónomo, ya que los estudiantes acceden y aplican la información de inmediato en lugar de aprenderla y luego replicarla o memorizarla en un momento posterior. Al mismo tiempo, los educadores y formadores pueden acceder a los recursos de aprendizaje en cualquier momento y lugar, para planificar y ofrecer las clases interactivas en forma sincrónica o asincrónica.

Con la participación de los estudiantes en las clases sincrónicas, se llevan adelante lecturas dirigidas de orden reflexivo, actividades asincrónicas y resolución de casos prácticos, además que se aplican las vivencias modernas fomentando así el uso de habilidades como el pensamiento crítico, el aprendizaje independiente y el uso de tecnología de la información.

En la UPDS, se espera con optimismo el año 2022, dado que la solvencia de su modelo académico basado en un enfoque moderno en el que se aplica la tecnología para convertir las aulas en un lugar atractivo para aprender y en la que gracias a su empeño los estudiantes participan y desempeñan un papel activo en las actividades de clase.

Alejandro Rodríguez, Asesor pedagógico en línea, sostiene que “el desarrollo del modelo educativo, ayuda a desarrollar pensamiento crítico e inteligencia colaborativa, en un momento histórico para la sociedad del conocimiento y la re composición social post pandemia”.

Fabiola Vargas Mejía, jefe de carrera de la Facultad de Ciencias Sociales señala que el modelo educativo, además de formar a los estudiantes en los cuatro saberes, conocer, hacer, ser y convivir, les ayuda a resolver problemas reales y a tomar decisiones correctas relacionadas con el campo laboral y la ética, para un desempeño idóneo de su carrera profesional y de esa manera arraigar en los estudiantes el slogan UPDS, “profesionales más humanos”.


En efecto de ello, el Vicerrector Académico, José A. Landriel Pedraza afirma: “Es evidente que el aprendizaje ha rebasado las 4 paredes de un aula física y como docentes, venimos usando la tecnología y la innovación en el ámbito virtual, evidenciando que el espacio y los recursos son casi infinitos. Verdaderamente, las circunstancias nos han motivado, y nos siguen inspirando, para seguir liderando la transformación educativa”.

En síntesis, el 2022 permitirá el  mayor fortalecimiento de la innovación educativa de la UPDS que se basa en un cambio de paradigma en la enseñanza de objetivos de aprendizaje a desarrollar competencias de egreso, que son las que asistidas de un soporte tecnológico innovador les permitan a los profesionales adaptarse activamente a los requerimientos de las disciplinas en formación, y a lo que les demanden los ámbitos sociales y laborales del futuro.

Comentarios