Escucha esta nota aquí

Una lista preliminar de organizaciones que solicitaron participar como acompañantes o veedores de las elecciones del domingo presentaron sus solicitudes ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Son 12 en total, al margen de otras cuatro que son las misiones oficiales.


Según conoció EL DEBER, la mayoría de estas entidades están vinculadas a partidos de izquierda. La Internacional Progresista; Partido Comunista de Francia; Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur (ODPM); Conferencia Permanente de Particos Políticos de América Latina y el Caribe (Coppal); Fundación Papa Francisco; Defensoría del Pueblo de Buenos Aires; Codepink; Asociación de Juristas de Iberoamérica; Casla Institute; partido político español Podemos; Partido de la Izquierda Europea (PIE) y la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas, son las organizaciones que figuran en la nómina.


En la lista también figura como observador el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).


Las actividades


Una revisión de estas organizaciones en sus páginas de internet permitió identificar las actividades a las que se dedican. En septiembre de este año, el candidato del MAS, Luis Arce, participó de la cumbre virtual de la Internacional Progresista que identifica como sus impulsores al estadounidense Bernie Sanders y al griego, Yanis Varoufakis.


El Partido Comunista de Francia se adscribió a un pronunciamiento de todos los partidos comunistas de América Latina en noviembre del pasado año y condenaron el “golpe de estado” en Bolivia, contra Evo Morales.


El ODPM figura como un brazo del Mercosur. “El rol del Observatorio consiste en acompañar los procesos electorales en los Estados Partes; coordinar acciones del Cuerpo de Observadores Electorales del Mercosur”, señala su sitio oficial.


Coppal es la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe, se califican como un foro de partidos políticos de América Latina y el Caribe. El organismo multilateral no gubernamental agrupa a 58 partidos políticos de 29 países de la región. Fue fundado por el PRI mexicano.


La nómina también contempla organizaciones argentinas como la Fundación Papa Francisco, vinculada a las tareas que realiza el Santo Padre, pero que asistirá como invitado al evento eleccionario en Bolivia.


Defensoría del Pueblo de Buenos Aires también está en la nómina de las organizaciones que solicitaron ante el TSE su presencia como observador.


Llama la atención la presencia de Codepink, una organización vinculada al gobierno venezolano. Un grupo de estos activistas tomaron incluso las oficinas de la embajada ese país, en Washington, en mayo de 2019.


Otra organización que figura es la Asociación de Juristas de Iberoamérica que tiene como principal actividad “la promoción y el fomento de la ‘Integración Iberoamericana’, tanto a nivel nacional como internacional, en cualquier sector directa o indirectamente relacionado con el mundo del derecho”, señala su sitio web.


Casla Institute señala que tiene como objetivo “monitorear el estado de la democracia en Latinoamérica. Al mismo tiempo busca sensibilizar a la opinión pública acerca del estado de los derechos humanos en la región”. Sus publicaciones son contra gobiernos de izquierda y concentran sus artículos contra Venezuela.


Desde el Viejo Continente llegarán tres organizaciones, Podemos, el partido político aliado de Evo Morales; el Partido de la Izquierda Europea (PIE), que según su sitio web es un partido político a nivel europeo constituido en el año 2004, formado por 37 partidos miembros.


Finalmente, figura la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas, que básicamente difunde las actividades de los pueblos indígenas en el mundo.