Escucha esta nota aquí

Sedición, terrorismo y atribuirse los derechos del pueblo, esos son los tres delitos por los cuales los abogados del Frente Para la Victoria (FPV), presentaron una denuncia contra el candidato de Creemos, Luis Fernando Camacho. La denuncia fue presentada en la Fiscalía de El Alto y está dirigida a la Fiscalía General, dijo el abogado Leopoldo Chui.


“Nosotros hemos hecho el análisis y oficializamos la denuncia, en 2019 este señor (Luis Fernando Camacho) ha cometido varios ilícitos como terrorismo, sedición, se ha atribuido derechos del pueblo porque por sus actos han quemado tribunales departamentales, han limitado el derecho de locomoción, hubo suspensión de garantías y daño económico al Estado”, subrayó Chui.


El jueves, en una entrevista televisiva, el candidato de FPV, Chi Hyun Chung, dijo que él jamás haría una alianza con sus enemigos políticos como Luis Arce (MAS), Carlos Mesa (CC), o Fernando Camacho. Al primero le dijo “comunista”, al segundo “abortero” y Camacho recibió el calificativo de “sedicioso”, “debería ser enjuiciado porque ¿en qué parte de la Constitución Política del Estado dice que debemos pedir la renuncia del presidente?”, cuestionó el jueves pasado Chi. Esta semana sus abogados pasaron a los hechos y presentaron la denuncia contra el candidato de Creemos.


En opinión de los abogados, también deberían ser incluidos en este caso el ministro de Defensa, Fernando López, Luis Fernando Camacho y José Luis Camacho Parada, padre de Fernando Camacho, porque supuestamente, por declaraciones de su hijo, fue él quien habló con policías y militares para subvertir el orden constituido.


Leopoldo Chui descartó que se trate de móviles políticos y dijo que la demanda se presenta ahora tras una recopilación de los datos que se tenía en noviembre y después de esos meses por las declaraciones de los mismos acusados.


El comité político de FPV, según Chui, se reunió y determinó el inicio de la querella y el documento lleva la firma de Ramiro Mamani Quispe como principal denunciante, junto con el vocero presidencial, Leopoldo Chui.