Escucha esta nota aquí

Sin hacer alusión a nombres o corrientes políticas, pero sí a las regiones donde se podrían generar problemas después de las elecciones generales del 18 de octubre, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó que se están coordinando acciones con la Policía y el Ejército para evitar que se genere convulsión social en el país.

"Cochabamba es de las zonas más conflictivas en cuanto a convulsión social pero se están coordinando acciones y un plan operativo que contempla todos los puntos cardinales de la ciudad. Si existe convulsión, actuará la Policía; y si esta se ve rebasada, ingresará el Ejército", advirtió.

Asimismo, Issa anticipó que llegarán más policías hasta el departamento cochabambino y se prestará atención a lo que suceda en la zona del Chapare, región en la que generalmente se registran conflictos por asuntos políticos y sociales, pero esto no significa que se dejará de prestar atención a otras regiones del país.

"Es un punto conflictivo, Inteligencia dice que hay grupos irregulares que se están conformando para desestabilizar y hay que tener ojo en Cochabamba", resaltó Issa a los medios de comunicación. 

El viceministro recordó que este viernes se da inicio al auto de buen gobierno y se hará un control estricto para el cumplimiento de las restricciones y que la votación del domingo se lleve adelante de manera pacífica. Desde ese día se realizarán patrullajes

El Gobierno central emitió un decreto en el que solicita a los gobiernos departamentales extender el auto de buen gobierno hasta 48 horas después de finalizada la jornada electoral, a fin de mantener el orden y la tranquilidad entre la población.