Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez convocó a la población a acudir a la urnas este domingo, 18 de octubre, de manera pacífica para no seguir en una "división perversa" que llevó a los bolivianos a la confrontación. Una misma voz fue la de la canciller, Karen Longaric, quien señaló que las bases están dadas para una elección sin conflictos.

"Tenemos que asistir a las urnas de manera pacífica porque así somos los bolivianos, no queremos la confrontación, ya no queremos esa división perversa que nos ha llevado a confrontarnos en las calles", expresó Áñez, durante un acto público realizado en Bermejo (Tarija).

El pedido de la mandataria se da en un contexto en el que surgieron amenazas de algunos sectores políticos de retomar el poder por la fuerza si se registra algún indicio de "fraude". También llamó a la ciudadanía a asistir a las urnas, porque  votar "es nuestro deber ciudadano, es un compromiso con el país, es un compromiso por Bolivia".

Entretanto, la canciller Karen Longaric también abogó por unas elecciones pacíficas y transparentes. "Todo pronostica que estos comicios se van a desarrollar de manera pacífica y transparente, libres y plenamente inclusivas, tal como lo ha comprometido el Gobierno actual", dijo.

No obstante, Longaric también reflejó que esto no depende solo del Gobierno, sino del Tribunal Supremo Electoral y de la población, pero consideró que hay condiciones para una jornada electoral tranquila.