Escucha esta nota aquí

Ante la euforia de miles de asistentes y en el mensaje final de campaña, el candidato del MAS, Luis Arce Catacora, dijo que garantizará la libertad de expresión de los medios que se atrevieron a denunciar los hechos de corrupción del Gobierno de Jeanine Áñez.


“El mensaje para los hermanos que hacen periodismo, varios medios que han hecho el esfuerzo de denunciar actos de corrupción han sido amedrentados, perseguidos, amenazadas sus familias, a esa prensa que se pone al lado del pueblo nosotros garantizaremos la libre expresión”, dijo el candidato del MAS ante sus adherentes.


Los medios que denunciaron los casos de corrupción enfrentaron una arremetida desde el Gobierno, algunos canales de televisión por el caso de los respiradores. Además, el propio Arce denunció en sus entrevistas que al menos 80 emisoras de la red de radios comunitarias fueron clausuradas.


Es la segunda referencia a los medios de comunicación que realiza el MAS. En un conversatorio que se realizó hace una semana, el jefe nacional de campaña del MAS, Evo Morales, dijo que los medios de comunicación eran “los enemigos número uno” y que se debería "hacer algo" con ellos si es que ganan la elección.


El candidato dijo que con Choquehuanca son la única representación genuina del pueblo y por tanto  apoyará a este binomio, Arce espera que el domingo logren más del 50 % de la preferencia electoral y de ese modo evitar la segunda vuelta.


Los policías  


Asimismo, Arce Catacora centró su mensaje en llamar a la reconciliación a los policías y militares, “porque son del pueblo”, dijo en la ciudad de El Alto donde se realizó el acto.


“Hemos estado recibiendo los mensajes que provienen de los policías de base, de los soldados que están en los cuarteles cumpliendo el servicio militar y sus oficiales les dicen que si gana el MAS vamos a sustituir a la Policía y a los militares, pero los policías de base y los soldados de nuestro país son nuestros hermanos y el pueblo nunca va a dejar de recibir al pueblo, siempre estará con los brazos abiertos, porque ellos tienen que estar al lado de su pueblo”, dijo el candidato presidencial ante una multitud  en la avenida Panorámica.


El año pasado, luego de las elecciones generales, la Policía se levantó primero en Cochabamba y luego la acción se expandió a todo el país. Los masistas consideraron a ese levantamiento como una “traición”, pasaron a denominar “motines” a los policías y “asesinos” a los militares por los muertos que hubo en Senkata y Sacaba.