Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo no se siente cómodo en esta elección entre la clase media y se fue a la orilla de la ciudad a cerrar su campaña. El martes, Luis Arce Catacora eligió la avenida de ingreso al nuevo Mercado Abasto para tratar de convencer al indeciso cruceño de votar por él. Lo hizo subido a la chata de un camión, rodeado de convencidos que habían llegado hasta el lugar convocado por los candidatos uninominales del MAS, que no estará en el poder, pero aún tiene aceitada la maquinaria de movilización electoral.

Llegaron en micros, flotas y camiones y portaron banderas azules, negras y blancas con nuevos diseños. Este MAS pos-Evo luce más joven y menos opulento. No hubo show internacional sino banda folclórica con aires andinos. No hubo discurso interminable ni la fila de flotas de acarreados ni los tickets para funcionarios públicos. “Queremos volver no solo para enseñarles a gobernar”, dijo Arce desde el centro de una tarima atestada de gente. “Queremos volver por las obras inconclusas, para reactivar la inversión pública”, prometió.

Arce trata de que no lo liguen con el hábito de Morales de quedarse en el poder. Aseguró ayer que piensa gobernar solo cinco años para reencaminar el proceso de cambio y que sea el proceso y no él el que continúe en el poder. Dijo que pensaba gobernar con jóvenes, que ellos, el MAS, son la única garantía de que los recursos naturales no pasen en propiedad de las empresas transnacionales y que el MAS tiene que volver a gobernar para recuperar la salud, la educación y la economía.

No puede ser que en tan poco tiempo hayan destruido el bienestar del pueblo. Nos han querido robar nuestra salud, nuestra economía. Nos han querido robar nuestra Cultura”, dijo.

Casi al final de su discurso, cargó contra el resto de los candidatos, contra el bloque antimasista. Aseguró que el único programa que tienen es ser anti-MAS, “pero el pueblo no come de oponerse al MAS, el pueblo necesita ingresos, salud, educación y cultura”.

Finalmente, llamó a sus militantes a votar en línea y, sobre todo, a cuidar el voto. Les pidió que acompañen el escrutinio, que le tomen una foto a la pizarra y al acta. Aseguró que de esa forma podrán demostrarle al mundo que el MAS aún puede ganar con más del 50% del total de los votos. “El voto consciente es lo que necesita el pueblo”, concluyó.