Escucha esta nota aquí

Fue una sesión confusa y polémica. La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó la mañana de este martes las renuncias del expresidente Evo Morales y exvicepresidente Álvaro García Linera, pese al rechazo y conflictos dentro del MAS y la objeción de otros legisladores, por considerar extemporáneo el tratamiento.

La reunión de diputados y senadores se instaló a las 11:16, y dentro del conocimiento de la correspondencia, el punto número 10 fue la dimisión de exmandatario y líder cocalero, que se encuentra refugiado en Argentina, tras dejar su cargo el 10 de noviembre, producto del fraude en las elecciones generales.

Ambas misivas fueron leídas y sometidas a votación, debido a que la mayoría del MAS aprobó la alteración de su orden del día. Incluso se conoció que Morales envió una segunda nota al Legislativo para insistir en la lectura de su carta de renuncia, al igual que diputadas de su partido. 

La transmisión de EL DEBER:


Sin hacer caso a los pedidos de uso de la palabra, Eva Copa, que dirigió la sesión, dio curso a la dispensación de trámite, para que diputados y senadores puedan discutir sobre la dimisión de Evo.

Cerca de las 11:30 se determinó aprobar la dimisión de ambos exmandatarios, en medio del rechazo de algunos representantes del MAS y gritos de protesta de diputados y senadores de Unidad Demócrata (UD).

La sesión estuvo marcada por gritos de “dictadora” contra Copa, quien intentaba mantener la calma dentro de la discusión, incluso de su propio partido, quienes se acercaron para reclamarle la premura con la que se trató ambas renuncias.

Comentarios