Escucha esta nota aquí


A raíz de las dos notas que envió a la OEA en 2019, la vocal Rosario Baptista enfrenta cuatro denuncias en su contra ante la sala plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Una de las denuncias fue presentada por Gustavo Medina Delgado y María Luis Patiño Pizza; otro por Ruth Cahuaya Sonco, otro por 7 estudiantes de la Universidad Pública de El Alto; y otro por el abogado Félix Mamani Arista


“Solicito que la Sala Plena, considerando los fundamentos expuestos, declare infundadas tanto la acusación de la comisión de la falta grave contenida en el numeral 2 del artículo 90 de la Ley 018 del Órgano Electoral, como las denuncias interpuestas”, señala el memorial que presentó la vocal acusada. 


Baptista, vocal del TSE, hizo una representación ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), denunciando irregularidades en los comicios generales de 2020. Debido a esto, la Sala Plena del órgano electoral la suspendió de sus funciones (con goce de haberes) y la sometió a un proceso disciplinario por la supuesta comisión de faltas graves y muy grave.


EL DEBER conoció que el proceso y las notificaciones se instauraron el 20 de diciembre de 2019. La vocal Baptista remitió su defensa escrita en un memorial del 31 de diciembre de 2019. 


Según el memorial, la sala plena del TSE, en reiteradas oportunidades, y los vocales departamentales reunidos en Cochabamba en noviembre del año pasado, solicitaron a Baptista explicaciones sobre sus dos notas dirigidas a la OEA. El 5 de noviembre de 2019 se conoció dos notas de Baptista solicitando una auditoría al Padrón Electoral y también denunciaba la existencia de una data alterna al que no tenían acceso los vocales.


La razón para no atender los requerimientos de explicación ni dar la información solicitada en la reunión nacional mencionada, fue no desviar la atención del propósito de la reunión, que era la evaluación del proceso electoral 2020, ya que, analizando las expresiones vertidas por los presidentes de los Tribunales Electorales Departamentales y por mis colegas vocales, en el marco del evento nacional, consideré que ese evento tenía otro propósito, no el de emitir juicios de valor sobre mis actos”, refiere la nota que presentó Baptista.


En su carta, la vocal dijo que los medios de comunicación “instrumentalizaron las notas para beneficio propio, desvirtuando también su contenido”. Reiteró que las mismas tuvieron una “errónea interpretación” y provocaron que los vocales estén “enojados, por lo que consideré que una explicación en tal circunstancia no contribuiría a aclarar nada, ni sería satisfactoria para quienes solicitaron tal información”.


Las acusaciones


Según el memorial, el abogado Félix Mamani Arista la acusó de estar poniendo en riesgo la seguridad social del Estado, “frente a multitudinarias movilizaciones en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz”. Señala luego que las movilizaciones no fueron causadas por sus notas enviadas a la OEA, pues  las mismas protestas ya habían sido convocadas con anterioridad.


Como prueba de sus afirmaciones, la acusada presentó las publicaciones de prensa de los días 3, 4 y 5 de noviembre que dan cuenta de las convocatorias a diferentes movilizaciones en las ciudades del eje del país.


En el caso de los estudiantes de la UPEA, la habrían acusado de tomar partido por una denuncia de un partido político y que habría ocasionado las protestas. La vocal considera que nuevamente se cayó en acusaciones subjetivas.


En ninguna parte de la carta de Baptista se explica sobre la “data alterna” a la que hace referencia en la denuncia que envió a la OEA, solo se refiere a las acusaciones de las personas que llegaron con las denuncias.


Cuarto intermedio


Asimismo, se supo que tres de los seis vocales del TSE que atienden el caso fueron recusados por una de las partes. Esta recusación ocasionó que una vocal suplente sea convocada y defina, hoy, si ese memorial es admitido.


El que presentó las recusaciones fue el abogado Pastor Mamani Arista, lo que provocó la falta de quórum en la Sala Plena y por eso se convocó a una vocal suplente. EL DEBER contactó al abogado denunciante y este dijo que no se referirá al caso hasta tener resultados.



Comentarios