Escucha esta nota aquí

Luis Fernando Camacho retomó ayer por la tarde su campaña electoral después de recibir el alta de la clínica Incor, donde permaneció internado durante varias horas, entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves, por causa de una descompensación.

Desde la agrupación política informaron escuetamente que la salud del candidato a la Gobernación de Santa Cruz por Creemos estaba siendo evaluada por un equipo médico que descartó que Camacho estuviera contagiado con Covid-19.

El médico que atendió al líder de Creemos recomendó un control cardiológico y explicó que se solicitaron algunas radiografías debido a que también presentaba dolores en el tórax. “Lo único que hemos podido encontrar es una taquicardia. El paciente mostró mejoría y con los resultados negativos fue enviado a su casa”, informó a los medios de comunicación.

El candidato a la Gobernación por Creemos se manifestó vía Facebook. Expuso que se encuentra “muy bien y en casa, gracias a Dios”, a tiempo de agradecer también las muestras de afecto recibidas. “Fue solo una descompensación, estoy listo para continuar la lucha al lado de ustedes”, afirmó.

Por la mañana, el diputado y vocero de Creemos, Erwin Bazán, adelantó que ese hecho no afectaría la campaña de Camacho.

En campaña

Camacho estuvo ayer con una campaña solidaria en Pueblo Nuevo, zona del Plan Tres Mil, con médicos capacitados para brindar atención a los vecinos en medicina general, pediatría, neumología, odontología y otras especialidades, inclusive se otorgó ivermectina y medicamentos para problemas respiratorios o relacionados al Covid-19.


Comentarios