Escucha esta nota aquí

El candidato por Comunidad Ciudadana (CC) y expresidente, Carlos Mesa, prometió esta mañana en el programa ¡Qué Semana!, de EL DEBER Radio que si llega a ser presidente no renunciará a su cargo ante situaciones de convulsión, como ocurrió en su primer período presidencial.

Manifestó que “hay que actuar con mucha claridad, eso significa que la responsabilidad constitucional está basada en la búsqueda de la paz a través del diálogo y de la persuasión, pero si es que no es posible, la aplicación de la CPE y la ley, el Estado te da mecanismos para controlar el orden con una sola salvedad, la respuesta debe ser proporcional al daño que recibe la sociedad”.

Recordó que la convulsión social es una constante de la democracia boliviana desde el gobierno de Hernán Siles Zuazo, en 1982, incluyendo el gobierno de Morales, y puso como ejemplo la represión de Chaparina, nueve años atrás. “Eso significa que aquí está un candidato firme, claro, con su responsabilidad constitucional y su decisión de gobernar en en el período 2020-2025, en función de lo que tenga que hacer para preservar el orden, con la lógica, la persuasión, la CPE y el uso de la fuerza legal que sea necesaria”.

El candidato manifestó que el único adversario de CC es Luis Arce, Evo Morales y el MAS, “no tenemos otros adversarios políticos y nuestro objetivo es derrotar al partido que le hizo un profundo daño a la democracia en 14 años”. Luego manifestó que el partido azul no podrá borrar el estigma del gigantesco fraude del 20 de octubre de 2019. 

Denunció que el MAS busca equiparar lo ocurrido el año pasado con lo que se viene. “No habrá fraude en esta elección porque el TSE no depende ni del Poder Ejecutivo ni Legislativo ni responde a órdenes de nadie. Está conducido por personas de bien, transparentes, honestas y con capacidad”. 

Autonomía-federalismo

Carlos Mesa, durante la entrevista, dijo que el debate al que denominó “autonomía-federalismo” es muy importante. “Mi impresión es que la diferencia entre autonomía y federalismo es mínima. Hay que recordar que Santa Cruz, a fines de los 90 y principios del 2000, cuando inicia este debate y la conquista, acompañado después por Tarija, propone la autonomía y escoge el modelo federal español. Pudo haber elegido el alemán, estadounidense o brasileño”.

Considera que discutir federalismo cuando la autonomía no se ha discutido más a fondo le parece un error. “Trabajaremos con ella en los próximos cinco años y luego evaluaremos, pero si hay posiciones que quieren debatir federalismo como opción, perfecto. Lo importante es que sepamos que la descentralización es un imperativo. La autonomía es una solución ya existente, soy más partidario de ellas, pero no me corro al debate del federalismo”.

El poder de Santa Cruz

Mesa consideró que hay momentos en la historia en que el proceso político es el resultado del económico y social. Hoy, el peso específico, demográfico, cosmopolita, económico está en Santa Cruz, incluso en la población. Es el departamento de concentración de la migración nacional y eso produce una transformación de la propia dinámica de la región. Tiene ya el 30% del PIB nacional, es fundamental en la agroindustria, pero también en el petróleo y eso produce una masa crítica que se transforma en poder político.

Más adelante admitió que Santa Cruz está destinado a ser líder, desde el punto de vista político. "Estamos viviendo un momento clave. Por eso creo que la candidatura vicepresidencial de Gustavo Pedraza es fundamental, porque se trata de un cruceño, de un hombre que tiene una formación académica de primer nivel, una experiencia como consultor internacional en temas indígenas, fue ministro, tiene experiencia en agricultura y ganadería, por lo tanto, resume lo que Santa Cruz es en términos de poder político”, aseveró y prometió también una mayor presencia de ministros de Estado cruceños en el gabinete.

Se le consultó si es que Carlos Mesa representa a un modelo centralista paceño. Respondió que él no tiene ningún vínculo de naturaleza empresarial, política o social con las élites supuestas o existentes del departamento de La Paz. “No tengo ningún tipo de intereses particulares ni los he tenido por la naturaleza familiar de mi origen”.

En ese ámbito, recordó que es hijo de intelectuales, que se dedicó a la vida periodística, intelectual, académica y después política. “No tengo ninguna particular debilidad por defender ningún modelo x, y o z, sino el que funciona de acuerdo a sus peculiaridades, y Santa Cruz está generando esa atracción irresistible para el conjunto de la población. Cuando eres la tierra de las oportunidades, esas deben ser tomadas en cuenta”.