Escucha esta nota aquí

Demócratas que tiene como presidente al Gobernador Rubén Costas; Unidad Nacional (UN), que tiene como jefe al exvicepresidenciable, Samuel Doria Medina; Soberanía y Libertad para Bolivia (Sol.Bo), del alcalde paceño Luis Revilla; la agrupación ciudadana Todos, del gobernador tarijeño Adrián Oliva y la agrupación Unir, del ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, son las cinco fuerzas que se reúnen en Santa Cruz para ver cómo presentarán la carta de declinación de candidatura al Tribunal Supremo Electoral (TSE).


Según explicaron los dirigentes que prefieren el anonimato, se está buscando una salida porque existen vacíos legales sobre la renuncia de los candidatos presidenciales, por tanto, no tienen definida la fecha de la presentación de este documento ante el ente electoral.


El abogado, Paul Antonio Coca, recordó que la Ley de Régimen Electoral (026) establece claramente los tiempos de renuncia y el principio de preclusión y en ese marco, recordó que el tiempo de renuncias ya precluyó y que incluso las papeletas de sufragio están impresas y ya están siendo repartidas a los departamentos.


Sin embargo, tanto la Ley de Régimen Electoral como la Ley de Organizaciones Políticas no contemplan la renuncia colectiva de toda la alianza. El inciso II del artículo 108 establece las renuncias de cada uno de los candidatos. “La renuncia será presentada por la interesada o el interesado o su apoderada o apoderado legal. El fallecimiento, impedimento permanente o incapacidad total será acreditado por la respectiva organización política”, señala la norma.


El delegado de UN, Francisco Aramayo, aseguró que serán las instancias directivas las que hagan conocer la decisión y que, en el caso de su partido, la idea es presentar la renuncia de manera colectiva, aunque esta intención no está legislada.


La Sala Plena


Según Coca, la preclusión de las renuncias que establece el TSE podría dejar en el limbo al binomio de Juntos porque todos los que pretenden declinar podían hacerlo 45 días antes de las elecciones, tal como señala el artículo 108, ahora solo quedan 29 días para los comicios del 18 de octubre.


En ese marco, el analista dijo que la Sala Plena del TSE puede rechazar la renuncia de Juntos por incumplimiento de plazos y obligar a esa alianza a seguir en la carrera electoral. “En primer lugar, la papeleta de sufragio ya está impresa, Juntos va a figurar el 18 de octubre y eso creará una confusión terrible en el proceso electoral; está listo todo el material, solo falta la distribución, las actas ya están impresas y ahí figura Juntos, entonces todos esos hechos tendrán que tomar en cuenta los vocales”.


Aseguró que no existe tiempo para hacer reimprimir las papeletas porque ya hubo un proceso de licitación y que las normas estatales impiden que se pueda hacer dos licitaciones para un mismo trabajo, hacerlo acarrearía problemas para los vocales.