Escucha esta nota aquí

Nueve de cada diez personas que participaron de un estudio de opinión promovido por Revolución Jigote y La Ruta de la Democracia consideran que los candidatos a la Presidencia deben presentar una nueva propuesta a los bolivianos, tomando en cuenta los cambios que se produjeron en el país y en el mundo a consecuencia de la pandemia del coronavirus. Que se ajusten a la "nueva normalidad".

Del estudio, realizado a través de las redes sociales entre los días 14 y el 23 de agosto, participaron 1.020 personas con edad para votar, señala la ficha técnica divulgada por los organizadores.

Los candidatos de los ocho frentes políticos inscritos para las elecciones del 18 de octubre presentaron sus planes y programas de Gobierno en febrero de este año, antes de que se detectaran los casos de coronavirus en Bolivia y cuando los comicios estaban programados para el 6 de mayo.

Hasta el martes, en Bolivia se habían confirmado 122.308 casos de coronavirus, mientras que 7.097 personas fallecieron por causa de esa enfermedad. Santa Cruz se mantiene como el departamento más afectado, con 41.314 personas con Covid-19 y 3.566 muertes provocadas por el virus.

Medidas de bioseguridad

Del total de los consultados, un 92,2% aseguró que está dispuesto a acudir a votar, a pesar de la pandemia. Otro 83,2% afirmó que permanecerá en los recintos de sufragio hasta que se conozcan los resultados de la votación.

La mayoría de los consultados también se mostró favorable en que el Tribunal Supremo Electoral adopte nuevas medidas en los recintos de sufragio para reducir los riesgos de contagios del Covid-19.

Las personas que participaron del "experimento", como lo denominó la Revolución Jigote, propusieron aumentar los números de mesas y de los recintos de votación, alargar la jornada de sufragio, que se aplique el voto electrónico para las personas que se encuentran dentro del grupo de riesgo, que se instalen recintos específicos para los infectados con Covid-19, prohibir el asentamiento de comerciantes en los alrededores de los centros de votación, que se mantenga el distanciamiento social y que cada persona lleve su bolígrafo para marcar la papeleta.

El presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, anunció que durante la votación del 18 de octubre se aplicarán medidas de bioseguridad, como la división del electorado en dos grupos en función al último número de su carnet de identidad, el aumento de los recintos de votación y el distanciamiento social.