Escucha esta nota aquí

Un amigo personal del expresidente Evo Morales, Edmundo Novillo, es el más firme candidato a reemplazar a Evo Morales como primer senador por Cochabamba en las listas que deben ser formalizadas ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE). El ampliado de Cochabamba definirá el nombre.


El secretario general de la Csutcb, Teodoro Mamani, explicó que Morales fue electo por la regional de Cochabamba y debe ser esa misma instancia la que defina el nombre del reemplazante. El dirigente no quiso mencionar si Novillo será el reemplazante ideal tomando en cuenta el grado de proximidad que existe entre ambos. 


Pero el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, fue más allá y dijo que ya había la intención de designar a Novillo como reemplazante de Morales y como el dirigente de la Csutcb dijo, será la regional de Cochabamba la que tome su decisión.


“Cochabamba tomará esa decisión orgánicamente, seguramente estos días se van a reunir y van a tomar la determinación, ya había por lo menos algún anuncio que Edmundo Novillo iba a ocupar ese espacio, es una posibilidad que no está cerrada, reitero es la estructura orgánica quien va a definir esta situación”, afirmó Choque.


La dirección nacional del MAS solo recibirá el nombre del reemplazo y lo presentará al TSE. Por ley, dicen los dirigentes, no pueden remover las listas ya presentadas, por tanto, se descarta que Andrónico Rodríguez sea el candidato a primer senador. También se mencionó a Leonilda Zurita como candidata, pero eso significaría remover todas las listas por el principio de alternancia.


Amigo


Novillo no solo fue dirigente del MAS, alcalde, presidente de la Cámara de Diputados o Gobernador. Fue y es amigo personal de Evo Morales desde hace muchos años. Apenas entró como diputado por Cochabamba fue invitado por el expresidente para  presidir la Cámara Baja. Fue el primer legislador que juró con el puño izquierdo levantado y la mano derecha en el corazón.


Presidió la Cámara baja por cuatro años, nunca fue removido de su cargo incluso en los momentos más complicados del país entre 2005-2009. Los opositores siempre lo vieron como un legislador articulador y moderador en las reuniones que sostenían por la nueva Constitución Política del Estado.


La amistad con Morales lo llevó incluso a vivir en la residencia presidencial en los primeros años del gobierno del MAS. El expresidente dijo, en ese entonces, que le costaría vivir en la residencia por el tamaño que tenía esta y porque estaría solo. En ese entonces invitó a su vicepresidente, Álvaro García Linera, a los presidentes de las dos cámaras legislativas, Edmundo Novillo y Santos Ramírez a vivir con él en San Jorge.


El único que aceptó fue Novillo que trajinó entre la residencia y el edificio camaral de plaza Murillo durante un tiempo.


También por invitación de Morales, fue promovido como candidato a Gobernador por Cochabamba en las primeras elecciones regionales. En 2010 era elegido primera autoridad departamental y dejó La Paz. Cumplió su labor y no quiso ir a la reelección. Evo Morales respetó su decisión.


Desapareció del espectro político dos años y en 2016 fue llevado a la Dirección de Transparencia de YPFB, donde realizó su última aparición pública.


Novillo siempre mantuvo perfil bajo y prefería encuentros casuales con algunas autoridades, dirigentes y periodistas a los que les confiaba sus preocupaciones y su visión de partido. Para las fallidas elecciones de 2019, nuevamente fue convocado por Evo Morales quien le pidió "que viera" las campañas en el sur. Así, de forma anónima Novillo siempre estuvo cerca del poder y del Gobierno. Morales le confiaba muchas tareas del partido, con las organizaciones sociales o acercamientos políticos con sus adversarios.