Escucha esta nota aquí

Según los resultados no oficiales y para lamento de sus opositores, el Movimiento Al Socialismo (MAS) se perfila como virtual ganador de las elecciones generales y, mientras, hay actores políticos que reconocen 'la derrota' y algunos optan por el silencio, desde otros frentes buscan culpables y se enzarzan en acusaciones. Los dardos apuntan a Luis Fernando Camacho, candidato de la alianza Creemos, al menos así lo reflejan desde el Movimiento Demócrata Social (MDS).

Uno que no se las guardó fue el diputado cruceño Tomás Monasterio, miembro del MDS. A través de la misma red social recordó que Camacho expuso, durante la campaña, que las encuestas eran falsas y que las caravanas decían otra cosa, pero que el candidato de Creemos sabía la verdad y decidió engañar al pueblo abriendo la puerta y tendiendo "la alfombra para el retorno del MAS".

Monasterio encomendó Bolivia a Dios y atribuyó la virtual victoria del masismo al capricho y el interés de Camacho, a tiempo de considerar que sepultó la unidad que se construyó en los últimos meses, la misma que los afines a Creemos le atribuyen al líder cruceño que queda tercero en los resultados no oficiales de las elecciones.

Por su parte, el vocero del MDS, Vladimir Peña, en las últimas horas expuso que que cada actor político deberá asumir su responsabilidad por este virtual resultado y que el "caudillismo y personalismo no entendió la necesidad de una concertación" y, ahora cada quien deberá asumir su responsabilidad.

"La dispersión del voto y la falta de unidad era la garantía del MAS para volver al poder", manifestó Peña, a tiempo de exponer que quienes pugnaban por la Presidencia, entre ellos Camacho, no comprendieron que "una elección hay que entenderla en términos nacionales”.

Peña concentró su crítica en quienes "engañaron a los cruceños" por lo que pidió que se dé una explicación a los ciudadanos. "Hoy, la realidad es muy dura y esperamos que aquellos que engañaron a Santa Cruz den la cara y expliquen qué han hecho", dijo sin citar nombres de personas ni de partidos.

En un contacto con EL DEBER, el vocero de Creemos, Erwin Bazán, manifestó que el ataque, la descalificación y la guerra sucia no fueron ninguna novedad en el proceso electoral y que esto ha sido la peor cara de la política, pero se sabe la posición que tienen en el espectro político que es la de verdaderos opositores al MAS y que es Creemos quien representa al bloque democrático.

Entretanto, Henry Montero, candidato a senador por Creemos, rechazó la postura del MDS y expresó que entre sus militantes existe cierta 'miopía' para hacer este tipo de análisis político y rechazó la postura de Demócratas.

"Los Demócratas son los 'lázaros' que resucitaron después de haber tenido un 4% en la anterior elección (la fallida de 2019) y así llegaron a ocupar la Presidencia y lo que hemos visto son actos de corrupción en este periodo de transición", criticó Montero.

En la misma línea, Laura Rojas, candidata a diputada de Creemos, también desenfundó contra Peña. " Siendo jefe de campaña en una estructura de 13 años, sacaste 4% a nivel nacional, en 10 meses triplicamos tu resultado y hoy querés dar lecciones de estrategia. Creemos trabajó por una buena elección y llevaremos a la Asamblea la voz de la gente", apuntó en sus redes sociales.

Comentarios