Escucha esta nota aquí

Gerardo de Icaza, director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA, se pronunció esta jornada ante el artículo publicado en Monkey Cage que pretende desvirtuar el fraude en las elecciones del 20 de octubre en Bolivia.

Mediante su cuenta en Twitter, el especialista sostuvo: “El informe @OEA_oficial de integridad electoral/auditoria de elecciones presidenciales en Bolivia cobra más fuerza y vigor si se confronta con un artículo parcial, parcializado, sin rigor técnico electoral y pagado por CEPR como el publicado por Monkey Cage” (sic).

El representante también pone en evidencia 11 diferencias entre el análisis realizado por el Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés) y la labor realizada por expertos de la OEA.

El tuit:

Los puntos detallados por de Icaza hacen referencia al número de expertos desplegados, al número de páginas de las conclusiones, que no se realizó una investigación sobre la manipulación informática que existió y la labor de campo desplegada.

Mientras, en las últimas horas se conoció que Jack Williams, investigador en temas electorales del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), firmó en diciembre de 2019 una petición contra la OEA y a favor del expresidente Evo Morales.

Él, junto a John Curiel, es el autor del análisis publicado el 28 de febrero en el espacio The Monkey Cage’s en The Washington Post, artículo en el que se sostiene que “no hay ninguna evidencia estadística de fraude”, en el sufragio desarrollado el 20 de octubre en el país.

Lo que dice la empresa auditora:


Lo que dice la empresa auditora

El gerente de la empresa ‘Ethical Hacking’, Álvaro Andrade, desvirtuó la mañana de este martes el informe que presentaron dos expertos de MIT en el que se desvirtúa el fraude y es usado por el MAS.

“No tienen ni pies ni cabeza tres páginas, no dicen de dónde salieron los resultados (…) No me preocuparía por un informe que han sacado dos personas que no tienen ningún respaldo matemático, buscan generar convulsión, apoyar al tema internacional de que no hubo fraude y a una campaña para sacar a Almagro”, explicó el profesional.

Comentarios