Escucha esta nota aquí

Ante una virtual derrota en la pugna electoral por la silla municipal de la capital paceña, el candidato a la Alcaldía por el Movimiento Al Socialismo (MAS), César Dockweiler, reconoció que tras los comicios del 7 de marzo hubo personas allegadas que se contactaron para exponerle que si hubiese sido candidato por otro partido hubiera ganado por "goleada".

“Algunas personas me llamaron para decirme que si iba por otro partido, ganaba por goleada, que si no era del MAS votaban por mí”, manifestó Dockweiler en una entrevista con Radio Panamericana, a tiempo de exponer que durante la campaña electoral se vio "solo contra el mundo", pero que de igual manera se encuentra conforme con su trabajo en su vez primera como aspirante a la silla municipal paceña.

En su intervención, el exgerente de Mi teleférico sostuvo que el resto de frentes políticos en carrera estaban articulados como si fueran todos una sola candidatura y acusó a los medios de comunicación de estar apoyar a sus contendientes. 

Además, señaló que la virtual victoria de Iván Arias es una muestra de que La Paz no quiere cambiar y también considera que hay parte de la población paceña que no comulga con el MAS

Sin embargo, pese a reconocer su derrota también expuso que está dispuesto a acercarse al nuevo alcalde de La Paz y así plantear propuestas que puedan llevar a mejorar la capital paceña, desde una estructura que será opositora, pero también proactiva y propositiva.

Actualmente, el cómputo oficial de Tribunal Electoral Departamental (TED) de La Paz refleja, al 70% del escrutinio, una virtual victoria de Iván Arias, candidato del frente Por el Bien Común-Somos Pueblo (Pbcsp) ostenta un 50,25% de los votos frente a un 37,28% de Dockweiler.

Tropiezos del MAS

Ya no es novedad que en las elecciones subnacionales del 7 de marzo fue notoria la pérdida de fuerzas del masismo en algunas regiones de Bolivia, tema que se acentuó después de haberle bajado el pulgar a perfiles que apuntaban a fortalecer las candidaturas del partido azul, pero que no tuvieron luz verde, lo que conllevó a que vayan a las elecciones con otros frentes políticos y ganen por 'goleada' en sus regiones.

El caso más sonado es el de Eva Copa, la mujer fuerte de la oposición durante el Gobierno de Jeanine Áñez. Tras no contar con el respaldo del masismo, la agrupación Jallalla la abrazó bajo su manto y actualmente cuenta con el 68,68% de los votos de El Alto. Mientras que su principal contendiente en esta región, el masista Zacarías Maquera, apenas tiene el 19,23% de votos.

En Beni, la trayectoria y labor de Cristian Cámara al frente del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), dependiente de la Gobernación administrada por el MAS, pareció no ser suficiente, ya que, pese a ser un precandidato, no tuvo el voto de confianza del partido azul. El propio Cámara señaló que Evo Morales se había puesto en contacto para informarle que no contaban con él.

En este sentido, Cámara fue el candidato del Movimiento Tercer Sistema (MTS) y ya fue declarado como nuevo alcalde de Trinidad (con el 28,45% de los votos) por encima de Ernesto Suárez (Todos, que ostenta el 22,98%) y el propio masismo, que quedó tercero con su candidato Jimmy Seoane, quien obtuvo el 19,49% cuando el escrutinio está prácticamente cerrado, con el 99,75% de las actas computadas.

En Pando también hubo una figura similar, donde el masismo optó por elegir a un candidato sin previa consulta. Regis Richter (ahora MTS) se perfilaba como el favorito de los movimientos sociales pandino ligados al MAS para que sea el próximo gobernador, tomando en cuenta su experiencia en la administración pública, pero nuevamente el partido de Evo optó por otro nombre, el de Miguel Becerra. 

Si bien Richter no ganó la elección departamental, sí podría forzar a una segunda vuelta con su par masista, tomando en cuenta que los separa menos del 1% de los votos cuando el escrutinio está al 92,36%

Otro caso que se dio en Pando, específicamente en Cobija, es el de la exautoridad masista Ana Lucía Reis, que fue alcaldesa de dicha localidad y que volvió a ganar la elección, pero esta vez bajo las siglas del MTS. Al 96,67% de las actas computadas tenía un 44.58% de los votos por encima del 31,58% de los masistas.

Comentarios