Escucha esta nota aquí

Cuatro de los cinco municipios de Bolivia donde se registraron irregularidades y hechos violentos se encuentran en Santa Cruz. En estos lugares, la quema de ánforas como hecho predominante llevó a que se paralicen las elecciones, por lo que el Órgano Electoral fijó el día en que se repetirán los comicios.

Saúl Paniagua, presidente del Tribunal Electoral Departamental, en contacto con los medios de comunicación, confirmó la noche de este lunes que en Colpa Bélgica, San José, San Ramón y Pailón los electores deberán volver a sufragar el 21 de marzo.

En Colpa Bélgica, municipio asentado en la provincia Warnes, los pobladores molestos por la existencia de presunto fraude electoral procedieron a prenderle fuego a 21 ánforas. Ante tal situación, Paniagua señaló que 4.535 personas deberán volver a emitir su voto.

La situación en San José de Chiquitos fue similar, los electores incendiaron 52 ánforas por lo que, para este 21 de marzo, 11.982 ciudadanos serán convocados nuevamente a votar.

En el caso de San Ramón, también hubo destrucción del material electoral, pero no se llegó a contabilizar el total; sin embargo, Paniagua especificó que 2.854 personas deberán sufragar en dos semanas al igual que los 7.606 votantes de Pailón. En este municipio cruceño se quemaron 39 ánforas.

Este domingo, 7 de marzo, más de 7,1 millones de bolivianos fueron convocados a las urnas para elegir a 4.962 autoridades regionales. Pese a la quema de ánforas y despojo de armas a policías y militares en un recinto electoral de Pando, la Unión de Organismos Electorales de América (Uniore) calificó estos hechos como aislados y sugirió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) aplicar el conteo rápido en futuras elecciones.




Comentarios