Escucha esta nota aquí

El Centro Carter, una de las cuatro instituciones que arribaron al país para observar los comicios generales del domingo 18 de octubre, destacó la labor del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y resaltó la confiabilidad que existe sobre el padrón que será utilizado en el sufragio.

José Antonio de Gabriel, jefe de la comitiva de acompañamiento al proceso, afirmó que existe un ente electoral al que no le importa quién gane la votación, sino cómo se desarrollen todas las actividades, anticipando su informe para dos o tres días después de las elecciones.

Para que las elecciones sean creíbles es que el árbitro merezca confianza por sus actos. Lo que hemos visto es un Tribunal empeñado con la creación de institucionalidad, para el que no es importante quién gane las elecciones sino cómo se ganen y eso pasa por unos principios de transparencia, apertura, pluralismo y de inclusión. Nos gusta mucho como el Tribunal ha respondido a todas las dudas planteadas por los actores y por la sociedad”, destacó el español.

A cuatro días de los comicios, el personero extranjero destacó que a su llegada a Bolivia encontraron un grado de preparación “alto” y que los datos de la ciudadanía que serán utilizados fueron contrastados con diferentes instancias, lo que garantiza su solidez.

Consultado sobre las amenazas que surgen desde el MAS, anticipando un fraude y la toma del poder desde las calles, el funcionario dijo: “Los observadores electorales evitamos entrar en las estrategias de los discursos de campaña de los distintos partidos, yo no lo haré”, aseveró.

Tampoco quiso referirse a los hechos registrados en los comicios de 2019, anulados por fraude a favor del MAS. “Nosotros venimos al proceso electoral de 2020, miramos adelante y no hacia atrás. Sería osado pronunciarme sobre un proceso en el que no estuve”, concluyó.