Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo definirá hoy lunes, con una reunión en Cochabamba, las principales candidaturas en Santa Cruz. Así lo informó Rolando Cuéllar, diputado oficialista. Según explicó, el fin de semana se llevó a cabo un ampliado en Montero en el que, por aclamación, se designó a Mario Cronenbold como candidato a gobernador, por encima de Pedro García, Rolando Borda y de Johnny Morató.

Según Cuéllar, al acto no asistió Carlos Romero, otro de los precandidatos a la Gobernación por el MAS y su nombre fue abucheado por las bases cuando fue mencionado. En las últimas horas, Pedro García, presentador de televisión propuesto por un sector del Plan 3000, se reunió con Evo Morales. 

Hace semanas, Cronenbold aparecía como el postulante más fuerte a la Gobernación por el oficialismo, pero su declaración en contra del procesamiento de Luis Fernando Camacho, a quien una exdiputada masista denunció por golpe de Estado, le creó anticuerpos en el MAS.

Cronenbold dijo que no sería candidato si se perseguía a su competidor, lo cual fue leído por bases y cúpulas masistas como una aceptación de que en gobierno azul se perseguía a adversarios políticos y una negación de la tesis de golpe de Estado, que se promueve desde esa organización política.

Allí surgió la posibilidad de la candidatura de Romero, quien encabezó las únicas dos victorias electorales del MAS en Santa Cruz, pero tiene una férrea oposición en algunas organizaciones rurales del MAS, sobre todo en el lado campesino. El exministro tiene una disputa con Cuéllar, dirigente campesino, al que expulsó del MAS en 2018. 

Romero tiene a favor que fue el contacto del Gobierno de Morales con el empresariado cruceño y orquestó, por ejemplo, los desalojos de predios tomados por campesinos a empresarios.

Morató y Borda aparecen con menos opciones, mientras que en el MAS se ve como candidato con mejores opciones de pelear la Gobernación a Cronenbold.

Para la Alcaldía, el único nombre que hay es el de Adriana Salvatierra. Sin embargo, la exsenadora oficialista cuenta con el mismo veto de Eva Copa, también expresidenta del Senado que pretende postular a la comuna de El Alto. En ambos casos, pesa sobre sus postulaciones la decisión de Pacto de Unidad de que ningún exministro o exautoridad del periodo de Morales sea candidato.

Sin embargo, Salvatierra puede ser una excepción. Con un panorama difícil en Santa Cruz de la Sierra, donde en las anteriores elecciones el MAS perdió incluso en una parte del Plan 3000, no hay demasiados postulantes que quieran cargar el peso de esa candidatura.

Todo eso será discutido hoy en Cochabamba y hacia el final de la tarde se tendrán definiciones. Luego, se verá si son respetadas por las bases oficialistas.

Comentarios