Escucha esta nota aquí

Finalmente el MAS aplicó su guillotina y decidió que todos aquellos dirigentes o militantes que son candidatos para las elecciones de marzo próximo por otros partidos sean expulsados de inmediato, el dirigente Rodolfo Machaca confirmó la determinación de la cúpula masista.


“Que los militantes y ex autoridades del MAS-IPSP que se encuentran en condición de candidatos o apoyando a otros partidos políticos o agrupaciones ciudadanas, quedan automáticamente expulsados del Movimiento Al Socialismo Instrumento por la Soberanía de los Pueblos”, señala el primer punto de la resolución que fue aprobada el 8 de febrero pasado.


Al menos una veintena de dirigentes del MAS y ex autoridades optaron por presentarse como candidatos en las elecciones subnacionales de marzo, luego de que la cúpula los relegara de esas aspiraciones. En esta lista figura, en primer lugar, la expresidenta del Senado Eva Copa, que dejó sin ninguna chance al candidato del MAS en la ciudad de El Alto, en La Paz. 


Machaca dijo que ellos tienen el respaldo de sus propios estatutos que rige la vida orgánica de los militantes. Aseguró que fueron hechos “en flagrancia” y por eso se tomó la decisión de apartarlos del partido.


“En realidad tenemos el estatuto interno que nos norma, aparte de eso está la Ley de Partidos Políticos, entonces tenemos que regirnos a esas normas, de esa manera tomamos las decisiones como dirección nacional del MAS”, dijo el secretario de la comisión Política de este partido.


El vicepresidente del MAS, Gerardo García, había manifestado, en una entrevista anterior, que todo militante tiene los mismos derechos que cualquier persona en un proceso y aseguró que estos militantes podrían hacer valer sus derechos.


Autoridades electas del MAS que aún están en funciones también fueron advertidos. A estos “indisciplinados” la dirigencia los llevará ante el tribunal de disciplina y ética en un plazo máximo de 72 horas.


Del dedazo


De ese modo, la cúpula masista quiere expulsar a todos los disidentes que criticaron al partido por los “dedazos” a la hora de elegir a los candidatos a las elecciones subnacionales. 


Según la dirigencia del MAS, “lastimosamente, actuales militantes, autoridades ejecutivas y legislativas en ejercicio vienen trabajando y apoyando a otras tiendas políticas y peor aún, resultan ser candidatos por otras organizaciones políticas y agrupaciones ciudadanas a nivel nacional, lo que no puede ni debe ser permitido bajo ninguna circunstancia”, señala la parte considerativa de la resolución.


Según las últimas encuestas divulgadas el jueves por la noche por CiesMori para la red Unitel, el MAS no tendría presencia en ninguna de las alcaldías de las cuatro ciudades más grandes del país, Santa Cruz, Cochabamba, El Alto y La Paz. 


En el caso de El Alto se constituye su pérdida más fuerte porque Eva Copa casi alcanza el 90 % de la preferencia electoral, frente a un insignificante 7,7% del candidato oficial del MAS.


Copa era precandidata del MAS y fue relegada por decisión de la dirigencia regional de El Alto y la dirección nacional masista, que tiene a Evo Morales como principal responsable. Copa abandonó su partido y ahora es candidata al municipio alteño por la alianza Jallalla La Paz.


 

Comentarios