Escucha esta nota aquí

El candidato opositor para la Gobernación de La Paz, Rafael ‘Tata’ Quispe, admitió que “el voto duro del MAS” será muy difícil de vencer, aseguró que la lucha contra el partido de Evo Morales será como una pelea entre David y Goliat y confirmó su alianza, denominada Somos Pueblo, que postulará al exministro Iván Arias a la Alcaldía de La Paz.

El plazo para la inscripción de candidatos se cumplirá el 28 de diciembre. Por el oficialismo, tanto el vicepresidente del MAS, Gerardo García como el concejal de ese partido Mario Condori, manifestaron que el elegido para la Gobernación será el exdiputado Franklin Flores.

Flores fue, antes de llegar a la Asamblea, secretario ejecutivo del Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas-UMSA, presidente del Concejo Municipal de Sica Sica (de 2010 a 2015), autoridad sindical de la provincia Aroma, miembro del directorio del Comité Ejecutivo y secretario Ejecutivo de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la UMSA.

Condori manifestó que Flores tiene el apoyo de la mayor cantidad de organizaciones sociales, con lo que genera el consenso suficiente, por lo que su candidatura está garantizada “ya no hay nada que discutir”, sentenció.

Rafael Quispe, por su parte, fue diputado suplente en la Asamblea Legislativa por la alianza Unidad Demócrata desde el 23 de enero de 2015 hasta el 26 de noviembre de 2019 en representación del departamento de La Paz. Posteriormente ocupó el cargo de director general del Fondo de Desarrollo Indígena durante el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez Chávez. El 8 de mayo de 2020 la ministra de Desarrollo Rural y Tierras Eliane Capobianco anunció su destitución. Luego pasó a ser viceministro de coordinación con los Movimientos sociales, cargo que ocupó hasta que el cambio de Gobierno.

‘El Tata’ declaró que su alianza con Arias está ahora en busca de un candidato municipal para la ciudad de El Alto. Sin embargo, no se confía. “Definitivamente el MAS tiene un voto duro en el área rural. Estamos absolutamente conscientes de que quien sea que vaya por el MAS tiene un voto duro”.

Por eso sentenció que el rival es el partido de Evo Morales, “porque tiene estructura, tiene fuerza, y definitivamente es una pelea entre David y Goliat”, refiriéndose a la porción de la Biblia que cuenta la historia de un muchacho, que luego se convertiría en rey, que vence y mata a un gigante sólo con una honda y una piedra.

Yo soy Rafael Quispe, y ellos son los que tienen el poder y tienen la plata”, complementó el candidato, que ha cosechado simpatías en la red social Tiktok, que llega mayoritariamente a los jóvenes, más que otros políticos que también lo intentaron.

Hace cuatro días Felipe Quispe, conocido como el “Mallku”, exsecretario ejecutivo de la CSUTCB, informó que será candidato a la Gobernación paceña por la agrupación Jallalla La Paz. “Ya hemos firmado, nos hemos casado”, dijo al confirmar su postulación.

Sin embargo, con el tono desafiante que lo caracteriza, anunció que no hará campaña. “El líder no hace campaña, el líder no pone fardos de cerveza, el líder es conocido como la coca así que no hay la necesidad de estar yendo casa por casa”, manifestó.

Además, aclaró que no tiene la ambición de ocupar algún cargo en la Gobernación; sin embargo, “el pueblo sugirió su nombre” y que, por eso, pondrá a consideración su nombre en la papeleta y “a ver qué pasa”.


Comentarios