Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), a través de un comunicado, denunció este martes a través que cualquier agresión física, psicológica y/o sexual cometida contra candidatas constituye un acto de violencia política de acuerdo a la Ley 243 contra el Acoso y Violencia Política hacia las Mujeres.

En base a esa norma, todas las candidatas tienen derecho a realizar campaña electoral en un escenario basado en la difusión de propuestas, acercamiento a la ciudadanía y sin ser víctima de violencia en ningún sentido.

El comunicado manifiesta que los derechos políticos de las mujeres y el pacífico desarrollo de la campaña electoral son elementos básicos y centrales para el ejercicio de la ciudadanía y representan un valor fundamental para una sociedad democrática.

El candidato por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, denunció que su alianza ha sido víctima de 16 casos de agresiones, por las que responsabiliza a militantes del MAS. Precisamente el último ocurrió en Cochabamba y la víctima fue la candidata a primera senadora por ese departamento, Andrea Barrientos.

El hecho ocurrió en la provincia Carrasco, de Cochabamba, donde afines al partido de Evo Morales hicieron explotar un petardo muy cerca la humanidad de la candidata. “Queremos pedir de manera clara y directa al señor Luis Arce, candidato a la presidencia del MAS, y a Evo Morales, jefe de campaña del MAS, que cesen estas actividades, basta de violencia”, manifestó Mesa.

El diputado potosino del MAS, Víctor Borda, respondió que los ataques de CC no se cuentan por decenas, sino por centenas. “Como ejemplo, la semana pasada en Potosí, se ha hecho una proclamación en un barrio periurbano para evitar cualquier tipo de confrontación. El señor Mesa, aliado de Juntos, ha organizado grupos paramilitares de jóvenes  para  atacar a esa zona. En Potosí no hay caso de ingresar con una bandera del MAS al centro de la ciudad; son más bien ellos los que están conformando grupos paramilitares”, acusó Borda.