Escucha esta nota aquí

Los tres recintos electorales habilitados en Barcelona (España)  abrieron con retraso algo que generó largas filas y la molestia de los votantes que también se enteraron de que varios de ellos no estaban habilitados para sufragar.


De acuerdo con el informe de María Arteaga, boliviana residente en Barcelona, se pudo evidenciar largas filas de bolivianos que esperaban la apertura de los tres recintos habilitados para votar. La mayoría usó barbijo, pero fue casi imposible cumplir con el distanciamiento físico, aconsejado para prevenir contagio de Covid-19.

Durante la jornada, también se pudo observar a un gran número de personas inhabilitadas, lo que causó sorpresa y enojo de la gente que se encontró en esa lista.

En cuanto al desarrollo de las votaciones, Mateo Rosales delegado de Comunidad Ciudadana, informó que en el recinto de Orcacita hubo algunos incidentes con dos delegados del MAS, que votaron con sus cintillos, por lo que esas papeletas fueron anuladas.