Escucha esta nota aquí

Con los datos aún no oficiales de las elecciones generales que dan ganador en primera vuelta al binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), el expresidente Evo Morales anunció su regreso al país, aunque no puso fecha. Habló también de un pacto de reconciliación con sectores empresariales, partidos políticos y organizaciones sociales. Además, agradeció al papa Francisco por la llamada que recibió.

“Tarde o temprano vamos a volver a Bolivia. Eso no está en debate. Es cuestión de tiempo. Mi gran deseo es volver a Bolivia y entrar a mi región donde nací como dirigente sindical y llegué a ser presidente del Estado Plurinacional”, manifestó el exmandatario en una conferencia de prensa que ofreció en Buenos Aires, Argentina, donde se refugia desde finales del año pasado.

Evo Morales nació en la localidad de Orinoca, en Oruro, pero fue en el Chapare de Cochabamba donde empezó su carrera sindical. Con el apoyo de los productores cocaleros de esa región central de Bolivia escaló en la política y se consagró como presidente electo boliviano, en diciembre de 2005.

Pacto

Por otro lado, Morales invitó, como dirigente del MAS, a todos los partidos políticos, además de empresarios y trabajadores obreros, a realizar un Pacto de Reconciliación para reconstruir el país.

“Invito a los partidos, a los empresarios y trabajadores obreros a hacer un gran encuentro, un pacto de reconciliación para la reconstrucción de nuestra querida Bolivia. No somos vengativos, no somos revanchistas, todos están invitados a trabajar. Las elecciones no sólo terminan el día de la votación, es (una lucha) de cada día. De seguro que el compañero Lucho (Luis Arce) va a implementar esa forma de trabajo, de reuniones, de escuchar, de aprobar, de recoger proyectos, nuevas iniciativas sobre el desarrollo económico y social”, expresó.

El papa

Evo Morales, aprovechó la oportunidad para agradecer públicamente la llamada que le hizo el papa Francisco, mientras se refugiaba en el exterior, luego de renunciar a la Presidencia el 10 de noviembre pasado.

“Una mañana, me ha sorprendido la llamada del hermano papa Francisco. Muchas gracias. Quiero que sepa el Papa que el movimiento indígena no es rencoroso, no somos vengativos”, señaló, al rememorar la conversación.

También agradeció a los mandatarios que lo acompañaron desde que salió del país, en noviembre de 2019, para refugiarse primero en México y más tarde en Argentina. Mencionó principalmente al presidente mexicano, Manuel López Obrador y al presidente argentino, Alberto Fernández; además agradeció el apoyo de los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro; de Cuba, Miguel Díaz-Canel, entre otros.