Escucha esta nota aquí

Concentra la atención tras la victoria del MAS. El expresidente Evo Morales nuevamente apareció públicamente para hablar sobre los resultados de las elecciones generales en Bolivia, esta vez lo hizo para hablar con sus bases cocaleras del Trópico de Cochabamba.

Anticipó que los procesos en su contra se caerán y que podrá retornar sin mayor problema al país, y que el ahora exministro de Gobierno, Arturo Murillo, huirá, tras cesar en sus funciones por la censura de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Se van a recordar, todos los procesos se van a caer. Ya Murillo se debe estar escapando, tengo informaciones, más tarde las voy a compartir con el estado mayor”, manifestó el exmandatario en contacto virtual.

El líder cocalero sostuvo que tiene 30 procesos judiciales en su contra, algunos junto a los virtuales senadores electos, Andrónico Rodríguez y Leonardo Loza, y otros con el dirigente minero Orlando Gutiérrez, pero destacó que “ninguno es por corrupción, ustedes saben, hacemos política no por la plata, sino por la patria”.

Las declaraciones de Morales:

Entre las últimas causas están acusaciones por terrorismo, estupro y por las irregularidades en los comicios generales de 2019. Incluso el 27 de octubre se llevará adelante una audiencia de medidas cautelares en su contra, por coordinar el cerco a las ciudades durante los conflictos sociales en noviembre del año pasado.

Sin embargo, ahora el jefe de campaña del MAS considera que el triunfo de la víspera “demuestra ante Bolivia y ante el mundo entero que el año pasado no hubo fraude, solo golpe (de Estado)” y ahora coordina con Luis Arce los pasos a seguir.

“He conversado con el compañero Lucho. Hoy hemos hablado, tres, cuatro veces, tenemos mucha tarea todavía. Hay que seguir cuidando el voto, controlando (…) Ustedes no me abandonaron, muchas gracias, ahora tengo la posibilidad de volver sin muchos problemas”, dijo el expresidente.

Comentarios