Escucha esta nota aquí

Evo Morales viajó a Argentina a presenciar un partido de fútbol de un equipo femenino del Chapare y aprovechó para sostener reuniones con Claudia Tapia, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y con el exembajador de esa nación en el país, Ariel Basteiro.

Su salida del país se produjo horas después de la conclusión de las elecciones subnacionales, lo que ha generado una ola de críticas, debido a que en su momento el jefe del MAS dijo que estaba “fregado” económicamente y que se transportaba en un vehículo prestado.

El viaje fue alertado en redes sociales, donde se mostró al líder cocalero en una terminal área, a la espera de la conexión para trasladarse a Buenos Aires, donde ayer acudió al estadio José Amalfitani.

Asistimos al partido entre el Club Deportivo Trópico y @BocaJrsOficial por la Copa #LibertadoresFEM, en Buenos Aires, para apoyar al equipo que representa a Bolivia”, confirmó Morales en su cuenta en Twitter, con imágenes que lo muestran presenciando el encuentro.

Al respecto, el periodista Carlos Valverde cuestionó el viaje. “Aunque te cueste creerlo, Evo Morales se fue a Buenos Aires con el propósito de ver el partido Deportivo Trópico v Boca Juniors por la Libertadores femenina. No deja sus mañas”, publicó.

Otros cuestionamientos apuntan a que Morales presenció la derrota 10-1 de su equipo, cuando debería acompañar la evolución de los resultados de los comicios, en los que el MAS bajó su caudal electoral en seis de los nueve departamentos, de acuerdo a datos preliminares.

Comentarios