Escucha esta nota aquí

La alianza Creemos desapareció el 18 de octubre. Desde ese mismo día, cuando se celebraron las elecciones generales en el país, también se perdió el contacto entre el entonces candidato presidencial, Luis Fernando Camacho, y los líderes de las fuerzas políticas que permitieron la consolidación de la sigla: UCS y SOL.

Jhonny Fernández, jefe nacional de UCS, y Luis Felipe Dorado, representante de SOL en Santa Cruz, aseguraron, por separado, en que después de los comicios nunca más tuvieron contacto con el excandidato presidencial. 

Sin embargo, el jefe de bancada de Creemos en la Cámara de Diputados, Erwin Bazán, asegura todo lo contrario. Dijo que hubo un encuentro poselectoral del que participaron todos, y Camacho agradeció por el apoyo de sus aliados que permitieron constituirse en la primera fuerza política de Santa Cruz y una de las principales del oriente boliviano.

No obstante, Bazán también recordó que la alianza se conformó específicamente para participar en las elecciones generales del pasado 18 de octubre, lo que significa que después de los comicios esa agrupación se desintegró.

En la actualidad se trabaja en la recolección de firmas para consolidar a Creemos como una agrupación política de alcance departamental, que permita participar en las elecciones subnacionales. La dirigencia, según el diputado y vocero de la agrupación, tiene plazo hasta el 28 de noviembre para recolectar las firmas que se requieren para cumplir con los trámites para obtener la personería jurídica que concede el Tribunal Electoral Departamental.

Los exaliados

Jhonny Fernández, que tiene más de 30 años participando en procesos electorales, se mostró sorprendido por la actuación del también ex líder del Comité pro Santa Cruz. "No entiendo la posición de 'Luis Fer' (como es conocido Camacho por sus amigos). No atiende el teléfono ni los mensajes. Después de las elecciones nunca más conversamos", reclamó Jhonny en el programa Influyentes de EL DEBER Radio.

Precisamente, en las primeras sesiones de la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional se produjo el primer quiebre en la bancada de Creemos. La diputada Sandra Paz, que es parte de la cuota de UCS, enfrenta un proceso interno en la agrupación porque aceptó la cuarta secretaría de la Cámara de Diputados a propuesta del MAS. No hubo consulta con los miembros de su bancada.

Bazán, en una entrevista que ofreció esta mañana en el programa Influyentes, se abstuvo de comentar la situación en que se encontraba el proceso en contra de la legisladora, pero adelantó que la diputada Paz no mantiene ningún tipo de coordinación con la bancada de Creemos.

Por su lado, el excandidato a tercer senador por Creemos y ahora aspirante a la Gobernación cruceña, Luis Felipe Dorado, dijo que no entiende la posición asumida por Camacho de no responder a sus llamadas telefónicas ni a los mensajes.

"La alianza era hasta la elección y producto de ella surgieron los diputados y senadores. Después de eso no hemos recibido llamada de Luis Fernando. He intentado comunicarme con él, he enviado mensajes, pero no lo he podido conectar ni para decir gracias", disparó Dorado, que en la anterior legislatura fue diputado por Unidad Demócrata.

"Seguramente participará en las próximas elecciones; tengo entendido que está en conversaciones con otros partidos y es su derecho, pero deberíamos buscar la unidad", expresó Dorado.

La alianza Creemos fue presentada el 31 de diciembre del año pasado y tenía como candidatos a Luis Fernando Camacho a la Presidencia y a Marco Antonio Pumari a la Vicepresidencia. El expresidente del Comité Cívico Potosinista dijo recientemente que el acuerdo con el extitular del Comité pro Santa Cruz había prescrito después de la elección.

Camacho se ha mostrado poco después de las elecciones generales, la mayoría de las veces se comunica por Twitter y Facebook.