Escucha esta nota aquí

Los fiscales que investigan el 'caso fraude electoral' explicaron que el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) identifica irregularidades del proceso, pero no establece responsabilidades sobre las personas que hubieran participado de esos hechos, por esa razón se determinó realizar una pericia sobre la manipulación de datos y como no existen empresas que puedan hacer ese trabajo en el país se realizará con una empresa internacional.


El informe corresponde al fiscal Luis Fernando Atanasio quien no precisó cuándo se realizaría este peritaje. “El informe nos dice de la existencia de un servidor adicional que provocó la fluctuación de los datos, nosotros tenemos la obligación de verificar si eso es cierto con una pericia, con informes de las empresas vinculadas a este proceso y al mismo tiempo quiénes eran los responsables de esos servidores”.


El informe final de la OEA fue presentado en diciembre del pasado año y el documento concluía que hubo “operaciones dolosas” en las elecciones del 20 de octubre que alteraron “la voluntad expresada en las urnas”. Es reporte sirvió para iniciar un juicio contra los exvocales por una decena de delitos.

El Fiscal afirmó que en el ámbito público se buscó qué empresa podría hacerse cargo de una tarea de esta naturaleza, sin embargo no existe un especialista que pueda realizar la pericia y ahora será una empresa internacional.


“Por tanto, el informe de la OEA debe ser ratificado por las diligencias que vayan a sustentar esos argumentos”, dijo el fiscal Atanacio.


No existe el fraude


El fiscal también explicó que esta investigación avanza en cuanto a los delitos electorales y precisó que la frase, “fraude electoral” no existe como delito penal y por tanto hay una investigación por delitos de tipo electoral que están descritos en la norma.


Según la acusación en contra de los ex vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), los delitos electorales por los cuales se les investiga son: falsificación de documentos y uso de instrumento falsificado, manipulación informática, alteración y ocultación de resultados; además de otros siete delitos ordinarios.


Las 30 mil actas


El fiscal detalló que fue en ese servidor, ajeno a los que estaban registrados oficialmente, donde se generó la fluctuación de las actas que declararon los investigadores y por eso se requiere de una pericia para identificar a los responsables de ese servidor.


Lo que se pudo constatar es que fue la empresa Neotec la que instaló ese servidor y cuando los vocales le pidieron explicaciones a su responsable, Marcel Guzmán de Rojas, este les dijo que olvidó mencionar ese nuevo sistema. Fue por la aparición de ese servidor que los vocales se trasladaron a dependencias de la Dirección Nacional de Tecnologías de Información y Comunicación (Dntic) en la zona de San Jorge y ahí se produjo el altercado entre vocales.