Escucha esta nota aquí

Envía un mensaje a sus detractores. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, reapareció públicamente este lunes en el país, tras su ausencia de seis días por gestiones que realizó en Estados Unidos (EEUU).

Durante dos actos oficiales en Santa Cruz, la autoridad lució una gorra con la palabra “fugitivo”, que fue usada por autoridades del MAS, para criticar su viaje, considerando que había “huido” antes de las elecciones generales del 18 de octubre.

En medio de una conferencia de prensa, el hombre fuerte de la administración de Jeanine Áñez dijo que tratan de “dañarlo” y “perjudicarlo”, destacando los resultados que logra en materia de seguridad ciudadana y lucha contra el narcotráfico.

“Mientras algunos andan preocupados siguiéndonos, sacándonos fotos en el aeropuerto, diciendo que nos hemos fugado, que nos hemos comprado casas, nosotros estamos trabajando. Se está jugando el futuro de nuestro país, el futuro de nuestros niños”, afirmó el ministro.

Consideró que las gestiones que realizó en territorio estadounidense ponen “nerviosos” a algunos. “Por qué se ponen nerviosos porque hablamos con (Luis) Almagro, con el departamento de Estado. Nosotros lo hacemos de frente”, agregó.

Aseguró que la administración de Áñez no está sometida a ningún país, indicando que, durante la administración del MAS, la seguridad de Evo Morales, del vicepresidente Álvaro García Linera y de los ministros “más polémicos” estaba a cargo de venezolanos o cubanos.