Escucha esta nota aquí

Antonio Costas, exvicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), acude hoy a una audiencia en la que se determinará si permanece o abandona la cárcel de San Pedro en La Paz, donde cumple detención preventiva dentro del proceso de investigación del fraude a favor del MAS en las elecciones generales del 20 de octubre.

La exautoridad llegó a juzgados de la sede de Gobierno respaldado por un grupo de personas que pide que quede en libertad, al considerar que renunció ante las irregularidades en el cómputo con la suspensión de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

El ingeniero de profesión permanece tras las rejas desde el 12 de noviembre, tras haber sido aprehendido dos días antes y presentado públicamente, enmanillado, por autoridades policiales, junto a la expresidenta del ente electoral, María Eugenia Choque.

La Fiscalía anunció que se opondrá al pedido de Costas, debido a que interferiría en la investigación, según el investigador asignado al caso, Marco Antonio Rodríguez. “El Ministerio Público pedirá el rechazo de ese pedido, se mantienen los riesgos procesales”, dijo.

Ya en una anterior audiencia se rechazó la apelación que Costas y Choque presentaron a las medidas cautelares en su contra, mientras que el pasado martes la expresidenta del TSE también presentó una solicitud de libertad, misma que fue negada.